• Nicaragua
  • 9:06 pm
  • Jun 10, 2024

Dictadura sandinista fortalece relaciones con Corea del Norte al asignar embajador

La apertura de las embajadas en Nicaragua y Corea del Norte supuestamente es con el fin de fortalecer las relaciones políticas, sociales, culturales y diplomáticas, sin embargo, este acercamiento opositores lo han calificado de “peligro”.

dictador de Corea del Norte y el de Nicaragua

Derecha: dictador Kin Jong Un de Corea del Norte/derecha: dictador Daniel Ortega de Nicaragua

  • Nicaragua Actual
  • Nicaragua Actual

A dos meses del cierre de la embajada nicaragüense en Corea del Sur para reaperturar una en la comunista Corea del Norte, hoy la codictadora sandinista Rosario Murillo informó que este martes 11 de junio será acreditado Manuel Modesto Munguía Martínez como nuevo representante de la dictadura en Pionyang.

La acreditación de Munguía Martínez ocurre 6 meses después de recibir el beneplácito para fungir como representante del régimen de Daniel Ortega, tras el reconocimiento de una sola Corea por parte de Ortega y Murillo en abril pasado.

Este proceso ha llevado casi un año. En julio de 2023, el régimen sandinista, a través de su vocera oficial, Rosario Murillo, anunció que abriría una embajada en Corea del Norte. En reciprocidad, dicha nación respondió de la misma manera al nombrar un representante en Managua, con el objetivo de supuestamente fortalecer las relaciones bilaterales.

“Vamos a trabajar juntos para que esas representaciones políticas, sociales, culturales y diplomáticas fortalezcan nuestras relaciones, que son de décadas”, declaró entonces Murillo.

Ortega ha tenido un extraño y sospechoso acercamiento con potencias militares como Corea del Norte, Irán, Siria, Rusia y algunos países africanos, en medio de un contexto de mayor aislamiento internacional y la tiranía sandinista intenta mostrar “avances” diplomáticos con naciones de afinidad ideológica y autócratas.

“Acercamiento peligroso”

Este acercamiento los opositores lo han calificado como un “peligro” para la población nicaragüense y la región centroamericana, puesto que este país asiático se define como un “Estado popular socialista” que se rige a través de un sistema de partido único controlado por una dictadura militar.

En una entrevista brindada a Nicaragua Actual, Félix Maradiaga ex reo político y desterrado a Estados Unidos, refirió que las relaciones entre el régimen sandinista y el dictador Kim Jong-un, de Corea del Norte, se basan “en el profundo antinorteamericanismo de Ortega, y nos acercan peligrosamente a escenarios geopolíticos de conflicto en los cuales no deberíamos estar involucrados”.

El opositor y reconocido politólogo, afirmó que esta “es una decisión irresponsable, que no solamente aísla más a Nicaragua”, sino que también “involucra al país en conflictos geopolíticos ajenos con un costo innecesario para la ciudadanía”. Por ello, valoró como “preocupante” la política exterior de Ortega y Murillo de continuar entablando lazos estratégicos con países como Rusia e Irán.

Enfrentamos muchos desafíos para contar lo que pasa en Nicaragua

Danos tu apoyo para informar.

Donar Ahora

Noticias Relacionadas