• Managua, Nicaragua
  • 1:14 pm
  • Dic 20, 2022

Nicaragua cierra 2022 sin espacios de libertad y con más presos políticos

A pocos días de celebrar la Navidad y despedir el año 2022, organismos defensores de derechos humanos aún lamentan que este año haya sido el peor para la historia reciente de Nicaragua en materia de libertad, debido a la aniquilación de todos los espacios civiles, el incremento de la migración forzada y la innumerable lista […]
Dictadura de Nicaragua aniquila todos los espacios de libertad en un año.
  • Prensa Nicaragua Actual
  • Nicaragua Actual

A pocos días de celebrar la Navidad y despedir el año 2022, organismos defensores de derechos humanos aún lamentan que este año haya sido el peor para la historia reciente de Nicaragua en materia de libertad, debido a la aniquilación de todos los espacios civiles, el incremento de la migración forzada y la innumerable lista de personas presas políticas de la dictadura sandinista.

El abogado defensor Juan Carlos Arce del Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más, dijo en entrevista a Nicaragua Actual que entre 2019 a 2022 la lista de reos de conciencia incrementó a 237, entre ellas 26 mujeres y al menos 20 personas de la tercera edad, quienes son víctimas de violación a sus derechos humanos; actos crueles, inhumanos y degradantes que atentan contra su integridad física y psicológica.

LEA TAMBIÉN: Denis Moncada visita Irán en medio de protestas y asegura que EEUU “está en declive”

Arce indicó que la escalada represiva del régimen “subió de tono” al iniciar su política intimidatoria contra los familiares de las personas presas políticas, ya que ahora también son víctimas de castigos con el fin de intentar doblegarlos. Ante tales políticas crueles, el abogado defensor comparó a la dictadura sandinista con una banda delincuencial entregada al crimen organizado.

“Este comportamiento solo lo hemos visto en carteles del crimen organizado, es decir, el régimen está utilizando lo que usan las viejas dictaduras con métodos que son propios de carteles del crimen organizado”, valoró.

El experto en derechos humanos dijo que Nicaragua incrementó la lista de reos de conciencia en el marco de la farsa electoral municipal de noviembre pasado, cuando el régimen de Daniel Ortega secuestró a una veintena de opositores, a quienes en su mayoría se les abrió acusación en su contra por delitos políticos.

Desde entonces, el Colectivo contabiliza a un total de 237 prisioneros políticos incluidos periodistas y religiosos, entre ellos sacerdotes católicos y el obispo de Matagalpa, monseñor Rolando José Álvarez, a quien el Ministerio Público recientemente acusó por los delitos de “traición a la patria” y “propagación de noticias falsas”.

“Hay una persecución contra dos de las principales voces que quedaban en el país; los periodistas y los sacerdotes; esas dos voces tan legítimas, ahora son el objetivo en esta etapa de la represión”, puntualizó Arce.

Una Nicaragua sin espacios de Libertad

“El Ministerio Público se ha convertido en una fábrica de acusaciones sin fundamentos, y el Sistema Judicial se ha convertido en una de las principales piezas de sostenimiento de esta dictadura que pasará a la historia como una de las más crueles de América Latina”, agregó.

LEA TAMBIÉN: Dictadura de Ortega “receta” a los nicaragüenses la cena navideña más cara de la historia

El Colectivo denunció que en este año el régimen Ortega Murillo ha logrado aniquilar todos los espacios de libertad en el país, al descabezar aproximadamente 3 mil organizaciones no gubernamentales enfocadas a trabajos sociales, políticos, religiosos, de derechos humanos, de mujeres, medicina, educación, entre otros.

“En 2022 el régimen ha aniquilado las libertades en Nicaragua, es decir, la libertad de expresión, la libertad de organización porque en este año se han ilegalizado más de 3 mil organizaciones de la sociedad civil en un país en donde la institucionalidad está en ruinas y el régimen no tiene capacidad de respuesta”, puntualizó.

Arce aseguró que las bases de las estructuras políticas de la dictadura están cimentadas en “la violencia y la represión”, pero evidentemente no cuenta con ninguna legitimidad, pues el rechazo de la comunidad internacional es contundente y sin retorno hasta que Nicaragua decida volver a la democracia y la institucionalidad.

Al iniciar un nuevo año en el que se prevé el control absoluto de la familia Ortega Murillo en Nicaragua, el abogado defensor indicó que el trabajo del Colectivo seguirá siendo denunciar  a la dictadura autoritaria y exigir la libertad incondicional de todas las personas presas políticas.

“Nuestro compromiso es seguir luchando por el país que merecemos, que haya justicia, democracia, que es lo que toda personas en el mundo se merece”, finalizó.

Enfrentamos muchos desafíos para contar lo que pasa en Nicaragua

Danos tu apoyo para informar.

Donar Ahora

Noticias Relacionadas