Miguel Mora, periodista y exaspirante presidencial, preso político de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo, cumple este lunes 20 de junio un año de encarcelamiento, recordó su esposa, la periodista Verónica Chávez, quien relata que su hijo Miguelito pregunta por su padre, llorando todos lo días.

Daniel Ortega y Rosario Murillo no han dejado que Miguelito, quien sufre discapacidad por parálisis cerebral y motora, pueda ver a su padre, a quien tienen encarcelado por segunda vez, desde hace un año, y a quien le cerraron su canal de televisión, además de confiscar las instalaciones de su medio de comunicacion 100% Noticias.

Chávez detalló en su cuenta de Twitter que hace un año llegaron a su casa una decena de patrullas mientras su esposo Miguel Mora se encontraba viendo televisión, entraron por la fuerza y se lo llevaron sin dar explicación alguna.

“365 días de tu captura. Desde entonces no ha habido un sólo día que no te pensemos, extrañamos, amamos y oramos por tí”, escribió Chávez.

LEER MÁS: Jueces y fiscales nicaragüenses podrían enfrentar responsabilidades penales por violaciones a DDHH

La periodista asegura que Dios les ha dado mucha fortaleza como familia y ha protegido a su esposo en la prisión donde se encuentra encarcelado injustamente.

“Son 365 días sin poder compartir con él un día entero como esposo, padre, hijo, hermano, tío, amigo, pero a la vez 365 días admirando esa resistencia, fortaleza y fe en Dios que tiene”, dijo.

VER: Juventud de Unamos: Como Hitler serán recordados Daniel Ortega y Rosario Murillo

Verónica Chávez lamenta que estos 365 días a Miguel Mora le hayan negado el derecho a ver a su pequeño hijo Miguelito Mora Chávez, de poder abrazarlo, hablarle y expresar el amor que su hijo necesita en medio de su discapacidad, por el apego que tiene con su padre.

“No hay día que Miguelito no pregunte por su papá y lo llame llorando”, lamentó Chávez y agregó que ha sido un tiempo de sufrimiento y mucho dolor como familia, por lo que siguen demandando su libertad porque es inocente.

Así mismo indicó que sólo 7 veces en este año ha podido ver a su esposo quien siempre pide oración “por todos los presos políticos, por los exiliados que pasan penumbras y por Nicaragua, para que la historia de odio y rencor no se repita entre los nicaragüenses y que el amor entre hermanos florezca”.

Chávez recordó que ha sido un año difícil donde su hijo Miguelito y ella han enfrentado hasta la muerte, pero que en todo momento Dios ha estado con ellos y su misericordia les ha alcanzado cada día y ha hecho milagros en su vida y la de su hijo.

LEER TAMBIÉN: 100 mil nicas se fueron del país en cinco meses,19 mil de ellos fueron detenidos en mayo, en la frontera con México

“Sé que mi amor, mi esposo, dueño de mi corazón, está pagando una sentencia injusta, sé que lo condenaron injustamente a 13 años pero también mi corazón me dice que no será así; que Dios está con él y así como no lo ha abandonado ni un solo día y momento, también le dará su libertad”, expresó la periodista.

Agradeció a todos los nicaragüenses, familia y amigos que creen en la inocencia de Miguel y siempre elevan una oración a Dios por sus vidas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.