Los diputados al servicio de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo aprobaron este miércoles 28 de septiembre, la Ley del Teatro Nacional Rubén Darío que le confiere carácter de ente descentralizado del Poder Ejecutivo, lo que se supone le permitirá fortalecer su gestión.

La propuesta fue presentada por el propio dictador Daniel Ortega y los diputados la aprobaron en lo general con carácter de urgencia con 91 votos a favor, cero en contra y cero abstensiones.

PUEDES LEER: Régimen Ortega-Murillo ordena expulsión de embajadora de la UE en Nicaragua

Sin embargo, tal iniciativa de ley enviada por el dictador es contradictroria en sí misma, pues mientras señala que van a descentralizar la gestión del teatro, al la vez dice que estará bajo la rectoría de la presidencia.

“En su exposoción de motivos, la iniciativa de ley dice que “el teatro Nacional Rubén Darío es una institución cultural al servicio del arte nacional y universal… la presente iniciativa de ley tiene como objetivo fortalecer la gestión del treatro,por lo que se propone conferirle carácter del ente descentralizado del poder ejecutivo bajo la rectoría sectorial de la presidencia, a fin de permitirle desarrollar los mecanisnmos necesarios para el cumplimiento efectivo de sus fines”, leyó la primer secretaria del parlamento.

Edificio emblemático del país

“Catalogado como uno de los teatros más bellos de la región, este majestuoso edificio de promoción cultural inaugurado el 6 de Diciembre de 1969, gracias a su sistema anti sísmico japonés de rodos, fue uno de los pocos sobrevivientes del terremoto del 1972”, señala una página oficialista.

Este edificio se localiza a orillas del lago Xolotlán, y es un patrimonio emblemático de la vieja Managua.

El Teatro Nacional Rubén Darío comenzó a planificarse en 1964 cuando un grupo de personas asociadas en el Instituto Pro Arte Rubén Darío se interesó porque Nicaragua tuviese un edificio dedicado a las artes en memoria de Rubén Darío, cuyo centenario natal se celebraría el 18 de enero de 1967.

Hope Portocarrero, esposa del dictador Anastasio Somoza coloca la primera piedra el 12 de Septiembre de 1966; su inauguración fue el 6 de diciembre de 1969, y en ese entonces el instituto Pro Arte Rubén Darío le hace entrega de la obra al Estado de Nicaragua.

En Abril de 1970 por decreto presidencial se formaliza el Teatro como una institución semi-autónoma adscrita al Ministerio de Educación Pública.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.