El niño de iniciales C.A.C.C., de un año de edad, quien según Medicina Legal falleció por una asfixia por broncoaspiración alimentaria, finalmente fue sepultado este miércoles por familiares y vecinos de la madre del menor, Steffanny Massiel Colomer Pérez, de 21 años, quien aparentemente sigue detenida.

El caso de una joven madre cargando entre sus brazos el cadáver de un niño envuelto en varias bolsas plásticas de olor negro, causó revuelo en redes sociales la mañana del pasado lunes. Autoridades policiales detuvieron a la mujer y trasladaron el cuerpo del menor hacia el Instituto de Medicina Legal (IML).

En horas de la noche de ese día, las autoridades del IML descartaron mano criminal en la muerte del niño, y aseguraron que falleció por una asfixia por broncoaspiración alimentaria, que es el paso accidental de alimentos sólidos o líquidos a las vías respiratorias.

En entrevista al diario La Prensa, Aura Lila Delgado una vecina de la joven madre, quien acompañó a la familia durante el sepelio del menor, aseguró que Colomer Pérez daba maltrato al niño, por lo que esperan que siga detenida y bajo investigación, sin embargo, médicos forenses negaron que hubiera violencia física en el cuerpo del menor.

LEER MÁS: Descartan mano criminal en caso de muerte de niño que era cargado por su madre en bolsa negra

Por ello, indicaron la noche del pasado lunes que darían seguimiento a la madre del bebé, con una valoración de salud mental y credibilidad.

“Ella (la madre) le daba maltrato a ese niño, no le daba de comer y lo golpeaba, solo en las calles vivía, no tenía trabajo, inventó que tenía cáncer. No es posible que esa mujer salga (de la cárcel), ella ningún problema tenía, le gustaba drogarse, no quería al niño y decía que lo iba a regalar”, aseguró Delgado.

Por su parte, Ana González, también vecina de Colomer Pérez, reveló que la última vez que vio al niño con vida fue el domingo 19 de junio a las 3 de la tarde cuando la joven madre llegó hasta donde ella para pedirle las llaves del cuarto.

Asimismo, aseguró que horas después de esa visita vieron a la fémina comprando bolsas negras, y desde entonces no se volvió a ver al niño. Entre miedo y curiosidad, González entró hasta el cuarto de la joven y al no ver al menor le preguntó dónde estaba, y ella le respondió que lo tenía su mamá, sin embargo, cree que el niño ya estaba muerto y envuelto en la bolsa negra.

Pero fue hasta el lunes que la mujer fue detenida por agentes policiales cuando se desplazaba con su hijo muerto en las cercanías de un hospital capitalino.

Testigos aseguraron que la fémina supuestamente se disponía a lanzar el cadáver del bebé a una alcantarilla.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí