La salud del periodista y cronista deportivo Miguel Mendoza se encuentra en grave deterioro, así lo ha referido su esposa, la también periodista Margin Pozo, luego de visitarlo este fin de semana.

Margin Pozo dijo a Nicaragua Actual que es inhumano todo lo que está pasando su esposo Miguel Mendoza dentro del Chipote, al constatar el grave estado en el que se encuentra.

“Lamentablemente continúan las interrogaciones, después de la lectura de sentencia, sigue en celda de castigo en condiciones críticas. Poca luz y mucho calor”, dijo la periodista.

A Miguel Mendoza, los carceleros lo sacan sólo una vez a la semana para tomar un poco de sol. No le dan todos los artículos de higiene personal que le lleva su esposa.

El cronista deportivo ha pedido el ingreso de una almohada, porque presenta mucho dolor en el cuello y espalda, pero los carceleros se lo han negado.

Con posibles problemas cardíacos

Margin manifestó que Mendoza también ha presentado una sensación como de corrientes esporádicas, que van desde su corazón hasta la pierna.

“Es una sensación como si fuese a darle un infarto”, dijo preocupada Pozo a Nicaragua Actual.

Agregado a ese síntoma, el cronista ha empeorado un problema crónico en la garganta que padece de vieja data, el picor ha ido en aumento. Así mismo presenta síntomas de ácido úrico, lo cual agrava su condición.

El bajo peso del preso político de la dictadura orteguista es notable. Pesa 150 libras dice Pozo.

Ortega se ensaña con él y no lo deja ver a su hija

Miguel Mendoza tiene más de ocho meses de estar secuestrado en prisión y condenado a 8 años de cárcel, desde que el 8 de febrero, el juez sandinista Luden Quiroz García lo declarara culpable por el delito de “conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional”, figura con la que el régimen criminaliza a sus opositores y detractores. Quiroz además lo inhabilitó para optar a cargos públicos.

Hija de Miguel Mendoza dibuja Nicaragua Actual

Desde entonces, el cronista deportivo no ha visto a su hija, porque la dictadura de Daniel Ortega lo tortura de esa manera al no permitir ni siquiera que reciba los dibujos y cartas que le escribe su niña.

LEER TAMBIÉN: Familia de Miguel Mendoza denuncia que está deshidratado y continúa en celda de castigo

Para el pasado mes de diciembre, a todos los presos comunes, Ortega les concedió visitas especiales y convivencia con todos sus familiares, Sin embargo, a Miguel Mendoza le prohibió ver a su hija y tampoco le permitió una llamada ni mucho menos un dibujo que le hizo la niña con motivo de Navidad.

“Te amo y te extraño Papi. Ya decoré el árbol de Navidad que me regalaste. Te estoy esperando, te extraño mucho y no quiero pasar una Navidad sin tí”, dice la carta que escribió la hija de Miguel, que nunca recibió porque la dictadura se lo prohibió.

La periodista Margin Pozo, asegura que, junto a su hijita, están pasando días muy tristes y difíciles sin la presencia de Mendoza.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.