La dictadura de Daniel Ortega a través de la Policía sancionada confirmó esta tarde que Monseñor Rolando José Álvarez, obispo de la Diócesis de Matagalpa, permanecerá bajo prisión domiciliar mientras es investigado por supuestamente incitar al “odio en contra de la población”.

En horas de este mediodía la vicedictadora, Rosario Murillo, amenazó a Monseñor Álvarez en cadena de medios oficialista, con procesarlo dentro del país al considerar que infringe la Ley cometiendo supuestos delitos que llamó de “lesa humanidad”.

Horas después en un comunicado la Policía Sandinista aseguró que el obispo de Matagalpa, quien permanece asediado por agentes antidisturbios desde el pasado miércoles, “está intentando organizar grupos violentos, incitándolos a ejecutar actos de odio en contra de la población”.

La policía advirtió con detener a monseñor al considerarlo una amenaza para el régimen Ortega-Murillo por supuestamente provocar “un ambiente de zozobra y desorden, alterando La Paz y la armonía en la comunidad”.

“La Policía Nacional, como autoridad competente para garantizar La Paz y la seguridad ciudadana, ha establecido medidas de protección a la población, para que estos hechos no se vuelvan a repetir”, dicta el comunicado policial.

LEER MÁS: Rosario Murillo amenaza con cárcel a obispos por delitos de “lesa espiritualidad”

Fiscalía, CSJ y Policía buscan criminalizar a monseñor

A la vez, anunciaron el inicio de un proceso en conjunto con las autoridades sandinistas del Ministerio Público y el Poder Judicial para investigar a Monseñor Álvarez por la presunta comisión de actos delictivos.

No obstante, la policía ya lo culpa de forma explícita a través de este comunicado al afirmar que monseñor provocó “un ambiente de zozobra y desorden” en Matagalpa con el “propósito de desestabilizar al Estado de Nicaragua y atacar a las autoridades constitucionales”.

“Asimismo, ha iniciado un proceso de investigación, con la finalidad de determinar la responsabilidad penal de las personas involucradas en la comisión de estos actos delictivos, de los cuales se ha informado al Ministerio Público y al Poder Judicial”, agrega.

LEER MÁS: Rosario Murillo tilda de “bufón y manipulador de símbolos sagrados” a Monseñor Rolando Álvarez

“Las personas investigadas se mantendrán en sus casas”, finalizó la Policía en referencia a la solicitud de prisión domiciliar para el obispo y los sacerdotes que permanecen encerrados en la Curia Episcopal de Matagalpa.

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.