La Vicedictadora Rosario Murillo, destacó este lunes que el próximo 9 de diciembre Nicaragua y la República Popular China celebrarán el primer aniversario del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambas naciones, luego que el régimen sandinista decidiera romper relaciones con los chinos de Taiwán.

“En los próximos días vamos a hacer un acto hermoso y vamos a estar también celebrando desde nuestras culturas este reencuentro, merecido reencuentro entre nuestros países, partidos, revoluciones, y pueblos, República Popular China y Nicaragua, el 9 de diciembre, vamos a estar recordando o celebrando el primer aniversario en grande, vamos a dar más detalles también esta semana”, dijo Murillo durante su acostumbrado monólogo del mediodía.

PUEDES LEER: Mientras el petróleo baja, Ortega mantiene congelados combustibles en su precios más caros

Desde que se reanudaron las relaciones diplomáticas entre ambas dictaduras, China le hizo a Ortega dos grandes promesas: Establecer un nuevo Tratado de Liber Comercio y la construcción de casi mil viviendas de interés social en Managua.

“Sin embargo, en lo único que ha apoyado hasta el momento China al régimen es con un donativo de equipos especiales de defensa para la sancionada policía sandinista, es decir que China muy servicial, le garantiza la dictadura de Ortega, el equipo necesario para que la guardua siga reprimiendo al pueblo de Nicaragua”, expresa el economista Juan Carlos Rodríguez.

Dicho donativo se lo entregó a Laureano Ortega, hijo del dictador, el propio embajador de China en Nicaragua, Chen Xi, el marte 8 de noviembre, dos días después de la farsa de elecciones municipales que organizó la dictadura, con la cual pasó a tener el control de las 153 alcaldías municipales del país.

Chinos se hacen “los suecos” con las viviendas

Sin embargo, ya Murillo anunció que celebrarán un año del restablecimiento de las relaciones diplomáticas con China y, en todo un año, nada que se materializan ni el Tratado de Liber Comercio para exportar productos de Nicaragua a China, ni la constucción de 920 viviendas de interés social.

La construcción de estas casi mil viviendas, fue una de las principales promesas que hizo China a la dictadura de Ortega, si Nicaragua rompía relaciones con Taiwán, recuerda el economista Juan Carlos Rodríguez.

Rodríguez agrega que esta no es la primera vez que China hace promesas solo para conseguir favores políticos, “es una práctica que vienen implementando en todo el mundo, y no vayamos tan largo… recordemos cuando enviaron al supuesto empresario chino Wan Jing, que aunque oficialmente China se desligó de él, al final solo dejó en ridículo a la dictadura de Ortega con la promesa de construir un canal interoceánico que costaría 40 mil millones de dólares”, recuerda Rodríguez.

Antes de ser apresado por la dictadura de Ortega, el sociólogo Oscar René Vargas, declaró a la VOA que un nuevo tratado comercial no genera expectativas y que más bien, un anuncio de este tipo, lo que busca es calmar a las bases del gobierno que a lo interno muestran una gran inconformidad social.

“Para transformar Nicaragua se requiere transformar la estructura productiva de un país. Ortega lo que está haciendo es vendiendo la ilusión a la población de que ese tratado de libre comecio con China es un puente hacia el progreso”, expresó en su momento Vargas.

No hay buenas referencias en
TLC de china en Latinoamérica

El director ejecutivo de la Fundación Andrés Bello, Parsifal D’Sola, especializado en comercio y relaciones internacionales, asegura que solo existen ejemplos de tres tratados de libre comercio de China en Latinoamérica, y fueron los que firmó con Perú, Chile y Costa Rica.

“Los tratados de libre comercio, si bien se venden como una especie de panacea que va a abrir las puertas del mercado chino, no resulta ser del todo cierto… y lo vemos en el caso de Costa Rica, pero lo mismo viene siendo en el caso de Perú y Chile, donde las industrias que se han visto beneficiadas son las industrias tradicionales”, asegura D’Sola.

En Costa Rica, a una década de la firma del TLC con China, las relaciones “no han sido lo exitosas comercialmente que hemos querido”, dijo en su momento el entonces vicecanciller de ese país, Christian Guillermet.

MÁS NOTICIAS: Covid-19 más crisis económica causan retroceso de 25 años en lucha contra la pobreza en América Latina

Y eso se reflejan en las estadísticas de 2021 que muestran que las exportaciones de Costa Rica todavía siguen siendo en su mayoría el principal destino América del Norte; seguido de América Central, luego Europa y finalmente Asia.

“Igualmente ocurre, con las exportaciones de Nicaragua, su principal destino siguen siendo los Estados Unidos, por lo tanto, para que se empiecen a hacer exportaciones de Nicaragua a China, hace falta explorar las rutas de un eventual nuevo mercado, y eso solo se logra con muchos viajes, con muchas negociaciones, con conexiones hacia mercados reales, y nada de eso se está haciendo en la práctica, ni por parte de la dictadura china, mucho menos por la de Nicaragua para lograrlo”, considera el economista Rodríguez.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.