Fernanda Guevara, esposa de Róger Reyes, preso político de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo, indicó en entrevista a Nicaragua Actual que en la visita a su esposo, el pasado sábado 19 de noviembre, conoció que este abandonó la huelga de hambre que sostenía desde hacía 48 días, tras empezar a crecerle el estómago de forma desmedida.

Reyes sostenía la huelga de hambre en demanda de que el régimen sandinista le permitiera ver a sus dos hijas menores de edad, pero hasta la fecha no se lo han permitido desde que está encarcelado injustamente desde hace más de un año.

Guevara refirió que Róger estaba muy emocionado de ver a sus familiares y que fue bastante emotivo el encuentro, porque jamás habían estado tanto tiempo incomunicados y, definitivamente, eso tuvo una repercusión en su estado emocional.

LEA ADEMÁS: Dora María Téllez cumple 67 años bajo cárcel, tortura y aislamiento en El Chipote

“En esta ocasión Roger me comentó que hizo huelga de hambre por 48 días, exactamente a los 48 días la abandonó la huelga de hambre porque enfermó, le dio como un tipo de gripe, dónde desarrolló tos, fiebre y dolor de las articulaciones. Aún con esa gripe el continuó, quizás unos dos días más, pero lo que sí lo obligó a dejar la huelga de hambre fue que su estómago le creció, como él me lo describió, tal y como que estaba embarazado”, dijo su esposa y agregó que debido a esto tuvieron que llevarlo a la clínica.

No lo dejan ver a sus hijas 

Fernanda indicó en la entrevista a Nicaragua Actual que el objetivo de la huelga de hambre de su esposo era hasta que lo dejaran ver a sus niñas y que producto de esto llegó a pesar 118 libras; agrega que Reyes sigue bajo tortura al mantenerlo sin recibir sol por mucho tiempo.

“El día de la visita ya tenía como una semana que ya había empezado a comer, entonces ha ido ganando peso poco a poco, pero si está muy pálido, Róger no conoce el sol desde hace un mes, me decía que solamente es concreto y las rejas de su celda lo que mira y que el no tener sol, no ver un pedacito de cielo, eso es sumamente triste” narró Guevara.

Así mismo, dijo que al preso político le ha golpeado mucho emocionalmente el no haber logrado el objetivo de que le pudieran traer a las niñas pese a que lo intentó con la huelga de hambre.

Es inocente

Fernanda refirió que su esposo, aparte de toda esa fragilidad, aún así sigue muy firme en su inocencia, sabiendo de que jamás ha cometido delito, que ama a su nación y que quiere una mejor nación para sus dos hijas.

“En eso está muy firme, jamás ha doblegado su espíritu, sabiendo que es inocente y fortalecido en el señor”, resalta Guevara.

VER ADEMÁS: Mujeres familiares de presos políticos obligadas a hacer sentadillas en ropa interior en El Chipote

Indicó que Róger ha desarrollado en prisión condiciones de insomnio, ataques de ansiedad, estreñimiento,  porque él solía ser un joven muy sano, pero que pese a esto, siguen creyendo y pidiéndole al pueblo de Nicaragua que oren por él y por todos los presos políticos.

“Nuestra esperanza se encuentra en Dios. Nosotros como familia somos muy creyentes y creemos que Dios nos va a sorprender, que es un Dios de imposibles y que seguimos en fe, creyendo que un milagro pronto se va a acercar”, subraya la esposa de Róger Reyes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.