Los diez precandidatos a la presidencia de Nicaragua por las diferentes organizaciones politicas, firmaron un documento en donde manifiestan su rechazo, de forma contundente y unánime, a la propuesta de Reformas Electorales que hiciera la dictadura sandinista.

Los aspirantes que firmaron el documento este lunes 19 de abril en horas de la tarde, son Luis Fley, Cristiana Chamorro, Maria Eugenia Alonzo, Arturo Cruz, Félix Maradiaga, George Henríquez, Juan Sebastián Chamorro, Medardo Mairena, Miguel Mora y Noel Vidaurre.

Los precandidatos rechazan la iniciativa de Reformas Electorales porque estas buscan inhibiciones a los candidatos de la oposición que se postulan para optar a cargos de elección popular, lo que es considerado una violación constitucional, además Ortega pretende desconocer el mandato constitucional expreso de elegir magistrados electorales, en consulta con las organizaciones civiles pertinentes y se mantiene el sistema electoral de control bipartidista excluyente en los organismos electorales.


“Se elimina el concepto de observador electoral y se sustituye por uno más limitado como el de acompañantes. Se mantiene el padrón activo y pasivo para limitar el ejercicio del sufragio de los ciudadanos. Se faculta atípicamente a la Policía Nacional y no al CSE, para autorizar manifestaciones partidarias durante la campaña electoral, convirtiendo al presidente de la República, como Jefe Supremo de la Policía Nacional, en juez y parte de este proceso electoral” dicta el documento firmado por los aspirantes.

En las propuestas de Ortega, con apoyo de sus diputados, se pretende ampliar, inconstitucionalmente, la impugnabilidad de las resoluciones del CSE al extender la facultad del máximo órgano electoral de resolver sobre derechos, deberes y prerrogativas constitucionales de los ciudadanos y candidatos en materia electoral, de acuerdo al documento firmado. Además de restringir el derecho a la verificación ciudadana masiva que es fundamental para depurar el Padrón Electoral.

“Se legaliza la figura del Coordinador de Centro de Votación nombrándolo, sin tener ningún criterio técnico-jurídico para su designación y asignación de competencias; formalizando el rol de un operador político partidario, con amplias facultades logísticas y administrativas en el Centro de Votación” contiene el escrito.

Resalta en el documento firmado por los aspirantes la institucionalización de un régimen represivo contra la oposición política, al incorporarse en la legislación electoral, leyes que violan la Constitución Política y derechos fundamentales de los nicaragüenses: Ley de Regulación de Agentes extranjero y Ley de Defensa de los Derechos del Pueblo, a la Independencia, la Soberanía y Autodeterminación para la Paz.

La propuesta de Reformas electorales de Ortega tambien carece de mecanismos para realizar una efectiva cedulación masiva.

LEER ADEMÁS: “Armas utilizadas en operación limpieza efectivamente eran del Ejército”, afirma exmagistrado Solís


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí