En un contexto de persecución y hostigamiento político a la iglesia católica en Nicaragua,  un selectivo grupo de llamados pastores y reverendos de algunas iglesias evangélicas del país celebraron este jueves el improvisado Congreso de Pastores Unidos, en celebración al 453 aniversario de la traducción de la Biblia al castellano.

La actividad religiosa inició desde horas de esta mañana en el Centro de Convenciones Olof Palme, en compañía de funcionarios sandinistas, en momentos en que la dictadura de Daniel Ortega prohibe a otros pastores evangélicos celebrar con una tradicional marcha el Día de la Biblia, argumentando que es “por la seguridad de sus participantes”.

En este Congreso resalta la figura del reverendo Omar Duarte de la Iglesia Ríos de Agua Viva, uno de los coordinadores de este evento, a quien se le critica por su afinidad con la pareja dictatorial, señalada por organismos internacionales de cometer crímenes de lesa humanidad en Nicaragua.

LEA TAMBIÉN: Policía de Ortega receta “iglesia por cárcel” a San Jerónimo y cierran las calles de acceso al templo

Darling Hernández en representación de la Juventud que patrocina el evento, y el ministro asesor de presidencia, Michael Campbell Hooker, asistieron al Congreso de Pastores Unidos y fueron bien recibidos con las palabras de agradecimiento del pastor Oscar Cubas.

“¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía! y mire que interesante no solo los pastores y ciudadanos, lo interesante que miramos ministros del Gobierno y de diferentes instituciones y esto refleja esa libertad que trae la biblia, la palabra de Dios y hoy estamos muy felices y contentos con toda tranquilidad, libertad y paz celebrando un año más de la traducción de la sagrada escritura”, dijo Cubas según medios oficialistas.

Asimismo estuvo presente la sandinista Johana Flores, titular del Ministerio de la Familia, quien dirigió su discurso en reverencia a la dictadura Ortega-Murillo. “En nuestra Nicaragua Bendita y Siempre Libre, trabajamos por la Unidad de los nicaragüenses, somos un Gobierno que de la mano de Dios, restituye derechos para garantizar la justicia”, manifestó Flores.

Dictadura prohibe celebración del día de la Biblia

Por otro lado, pastores de distintas iglesias evangélicas refirieron a sus congregaciones que este año no celebrarán en las calles -como de costumbre- el 453 aniversario de la traducción de La Biblia por orientaciones de las “autoridades civiles”.

Pese a que el Consejo Nacional de Pastores había solicitado el permiso a la Policía sancionada para la celebración de este domingo próximo, la dictadura le prohibió realizar esta actividad religiosa.

LEA TAMBIÉN: Régimen de Daniel Ortega prohíbe a iglesias evangélicas celebrar el Día de La Biblia

La dictadura de Daniel Ortega ha desatado una persecución sin precedente a la iglesia católica al encarcelar a sacerdotes, dos de ellos condenados hasta 30 años de cárcel por delitos comunes, y al secuestrado al obispo de Matagalpa, Monseñor Rolando Álvarez, reconocido jerarca crítico del régimen sandinista.

Además, mediante la policía sancionada, Ortega orientó cancelar las multitudinarias procesiones en honor a San Miguel Arcángel y San Jerónimo, en Masaya. Pese a ello la feligresía asistió a la celebración y atajada de imagen de los santos bajo fuerte asedio policial.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.