El abogado defensor de derechos humanos, Pablo Cuevas, quien está en el exilio forzado por la persecución de la dictadura de Daniel Ortega, durante una entrevista con Nicaragua Actual, emitió su juicio de valor sobre el caso de la detención de Marlon Sáenz, alias Chino Enoc, el reconocido paramilitar sandinista que acostumbraba a publicar videos criticando a la vicepresidente Rosario Murillo.

Sáenz está preso en las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial, conocida como el Nuevo Chipote, acusado por la Fiscalía sandinista de supuestos delitos de portación o tenencia ilegal de armas de fuego y municiones, transporte ilegal y fabricación de estupefacientes; tráfico, tenencia y uso de armas restringidas, sustancias o artefactos explosivos.

Para Cuevas es difícil determinar si Sáenz es o no un preso político de Ortega Murillo, aunque asegura que esos mismos delitos que se le imputan al Chino Enoc, fueron cometidos, efectivamente, por él y por centenares o miles de fanáticos y trabajadores del Estado, afines al régimen.

LEER: Chino Enoc: Todo este sistema podrido que tenemos es por Rosario

“Tuve la oportunidad de entrevistar a ex funcionarios o ex trabajadores del estado e incluso paramilitares, resentidos diría yo, y en efecto ellos confesaban que sí andaban armas de guerra de uso restringido”, expresa Cuevas en una entrevista a Nicaragua Actual y agrega que algunos afirmaron andar drogados cuando andaban “botando tranques”.

El abogado defensor, quien pertenecía a la Comisión Permanente por los Derechos Humanos (CPDH), recuerda que existen videos de personas civiles armadas a las que les  ofrecieron terrenos a cambio de desmantelar los tranques y asesinar a manifestantes que permanecían en resistencia en esos lugares.

“Las acusaciones que se le hacen al Chino Enoc sí pasaron, pero eso mismo hicieron con miles de fanáticos del gobierno. Reitero, la diferencia es de que ahora el Chino cayó en desgracia porque quiso hacer uso de su derecho constitucional a expresarse, criticar a cuestionar o su fanatismo lo cegó y entonces es por eso que ahora enfrenta un proceso penal”, afirma Cuevas.

Cuevas considera que Sáenz sí estuvo vinculado a esos delitos, pero que la diferencia es la posición del Chino ahora frente al poder y lo que ha venido sucediendo con personas que eran afines al gobierno.

Leyes a conveniencia de gente afín al régimen orteguista

El defensor afirma que las leyes en Nicaragua son aplicadas por el Poder Judicial para favorecer el lado del que tiene el poder, es decir, la justicia actúa totalmente parcial frente a los que defienden los intereses del gobierno, pero los que cuestionan “caen en desgracia” porque no hay justicia, solo hay instituciones que se coluden para castigar o premiar, según el lado que estás.

VER: Chino Enoc vive en carne propia el mismo odio que destila Rosario Murillo contra los opositores

“Yo recuerdo a Edén Pastora que, incluso antes de las protestas sacó una carabina, un arma de guerra de uso restringido y él no era ni del Ejército ni del Sistema Penitenciario ni de la Policía Nacional; las únicas instituciones que pueden tener armas de guerra, y yo recuerdo que con esa arma disparó contra un camión repartidor de agua purificada y no pasó nada entonces, y aquí todos vimos a personas con armas de guerra del lado del gobierno y no pasó nada”, dijo Cuevas.

Chino Enoc ¿Preso político de Ortega Murillo?

Valorar si el Chino Enoc es o no un preso político es cuestión de criterios… tendría que tener más elementos para decir eso, explica Cuevas.

“En primer lugar, está preso en estos momentos por hacer uso de sus derechos políticos, al haber cuestionado al poder. Entonces, si partimos de eso, podríamos hablar de que es un preso político pero es muy difícil ser categórico”, opina el abogado nicaragüense.

En segundo lugar, asegura que se desconoce qué encontró la Policía en poder del paramilitar, sin embargo, dijo que las autoridades policiales son cuestionables y que cada cosa que digan carece de objetividad y profesionalismo.

“Si vemos a un vocero policial o a un oficial de policía diciendo que encontraron armas de guerra en manos del Chino Enoc o que le encontraron drogas, entonces tenés que ponerlo en duda, porque estamos hablando de autoridades que son mentirosas”, subrayó Cuevas.

LEER MÁS: Régimen de Ortega acusa al Chino Enoc de un “rosario” de supuestos delitos

A la vez no descarta que los paramilitares, entre ellos Sáenz, tengan en su poder armas de guerra, y según la ley, ninguna persona civil debe tenerlas y mucho menos usarlas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.