El analista político Oswaldo León expresó que las declaraciones del presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), César Zamora, asegurando que empresarios nicaragüenses sostienen “reuniones de consenso” con el gobierno de Daniel Ortega, no es más que otro intento fallido de la dictadura por hacer creer al mundo que en Nicaragua se realiza un diálogo.

Este martes Zamora, quien es señalado de ser aliado del régimen de Ortega Murillo, y socio de Ortega en el sector de la industria eléctrica, sorprendió con una entrevista, extrañamente brindada al Canal 12.

PUEDES LEER: Cosep confirma reuniones con gente del régimen de Ortega y el BCIE

En dicha entrevista, Zamora asegura que se han realizado “constantes reuniones de consenso entre las diferentes cámaras aglutinadas en este conglomerado empresarial, el gobierno de Daniel Ortega y las autoridades del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

“Esto lo veo como un intento fallido por parte del régimen, porque ¿Cómo vas a hablar con una organización cuyos dirigentes, sus cabezas, están encarcelados o muchos de los empresarios se encuentran en el exilio?”, se pregunta el analista León.

El analista reiteró que “es muy extraña la intención. No dudo que este anuncio haya salido desde El Carmen (el reparto en Managua donde habita la familia dictatorial), como una forma de hacer noticia y de hacer creer al mundo y a los nicaragüenses, que en Nicaragua se está llevando un diálogo con el sector más importante de la economía, como es el Cosep”.

Extraña complicidad del BCIE

“Por otro lado es muy extraño qué el una institución como en Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), ahora esté apareciendo como un facilitador. Un banco regional no tiene esas funciones. Sus mandatos no lo permiten, sus funciones son otras, y si él BCIE se ha prestado para hacer ese rol de facilitador de la dictadura con el Cosep, es algo muy extraño y es algo que debemos denunciar ante el consejo directivo de esa entidad financiera”, advirtió León.

Además agregó que “ahí lo que hay es seguramente un cabildeo de parte de la dictadura con Dante Mossi, el director el BCIE, quién se seguirá prestando para ayudar a presentar una falsa normalidad en Nicaragua”

El especialista considera que este nuevo plan de la dictadura de Ortega no tendrá un buen resultado, porque busca aparentar una normalidad de relación entre el gobierno y la empresa privada.

TE PUEDE INTERESAR: Migración actual de nicaragüenses supera estadísticas de la guerra en los 80

“Y tal cosa no existe pues los directivos del Cosep están en la cárcel, además tenemos más de 200 presos y presas políticas, tenemos un país bajo sanciones, donde la familia dictatorial está prácticamente toda sancionada, así como los del círculo cercano a ese régimen, y esos cercanos son los empresarios que seguramente se van a meter allí para aparentar un diálogo en completa normalidad lo cual no es verdad”, comentó León.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí