Los operadores políticos de la Dirección General de Migración y Extranjería al servicio de la dictadura de Daniel Ortega contuinúan su labor represiva y esta vez le tocó el turno al vicerrector de la Universidad Centroamericana (UCA), Jorge Huete, quien es víctima de destierro.

Según un twitter del portal de noticias Café con vos, Huete viajó a Argentina para participar en una actividad de la Academia de Ciencias de Nicaragua, sin embargo, cuando venia de regreso, “en Panamá le indicaron que no podía abordar el avión a Managua”, por órdenes de las autoridades migratorias de Nicaragua.

PUEDES LEER: Ortega destierra a otro sacerdote: “Ni Somoza se atrevió a tanto” dice el Colectivo

Este mismo portal señala que semanas atrás, al exrector de la UCA, el sacerdote jesuita José Idiaquez, también le negaron el reingreso al país.

El exembajador de Nicaragua ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Arturo Mcfields Yescas escribió enh su cuenta de twitter: “El exilio forzado del doctor Jorge Huete, vicerrector de la UCA y biólogo molecular, demuestra que Daniel Ortega, bachiller que intentó estudiar en la UCA, quiere una sociedad de borregos y mareros, dispuestos a rendirle culto y obediencia ciega. Nicaragua volverá a ser República”.

Por su parte la abogada Yoarqui Martínez señala que la figura del destierro no existe en Nicaragua, aunque dice que si existen otras medidasd de expulsión para ciudadanos extranjeros en caso de cometer un delito, pero que los actuales casos de destierro son ilegales.

“Al contrario, Nicaragua firmó un tratado donde desaprueba la figura del destierro, pero actualmente se está aplicando de hecho, de manera forzosa, y lo estas practicando con ciudadanos nicaragüenses que consideran que no pueden estar dentro del territorio nacional, y es ahi también la ilegalidad porque ninguno de estos ciudadanos que son expulsados forzosamente han cometido ningun ilícito”, plantea Martínez.

También destierran a
párroco de Boaco

El lunes de esta semana, la dictadura orteguista prohibió la entrada al país al sacerdote uillermo Blandón, párroco de la iglesia Santa Lucía en Boaco.

Blandón había salido del país hace dos semanas para viajar a tierra santa, Israel y regresaba este lunes a Nicaragua pero la aerolínea en que viajaba le comunicó la decisión ilegal y violatoria que había tomado la dictadura.

La denuncia se comunicó en la página oficial de esta parroquia en la que se lee: “Por este medio, la parroquia Santa Lucía-Boaco, comunica a su feligresía que, el Gobierno de Nicaragua, le negó el reingreso a su país a nuestro párroco, el padre Guillermo Blandón”.

La iglesia católica en Nicaragua y sus fieles devotos, se enfrentan a uno de los ataques más feroces que un gobierno o régimen ha logrado desatar en la historia reciente.

MÁS NOTICIAS: Sacerdote Guillermo Blandón solicitará asilo en EEUU tras su destierro de Nicaragua

Actualmente hay dos sacerdotes condenados a más de 15 años de cárcel por delitos comunes, mientras otros seis sacerdotes están detenidos sin garantía de normas judiciales que se rijan a un debido proceso, mientras que el obispo de Matagalpa, monseñor Rolando Álvarez aún continúa bajo un supuesto arresto domiciliario y se desconocen sus actuales condiciones de salud.

Mientras tanto, desde el vaticano, el papa Francisco guarda silencio sobre el secuestro contra monseñor Álvarez y lo último que dijo sobre la crisis de los pastores católicos en Nicaragua es que “mantienen un diálogo” con la dictaduira de Daniel Ortega.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.