Con pantalla plasma, muebles y hasta un perro, así acondiciona Daniel Ortega la sede diplomática de Nicaragua en Panamá para acomodar a su supuesto “asilado político”, el ex presidente panameño Ricardo Martinelli, quien fue condenado por la justicia a 10 años de prisión y el pago de una multa de más de 19 millones de dólares por lavado de activos y corrupción durante su mandato (2009-2014).

Este pasado miércoles, la dictadura de Ortega confirmó que habría concedido “asilo político” a Martinelli, ahora prófugo de la justicia, argumentando que el ex funcionario panameño supuestamente considera que está siendo perseguido por razones políticas y su vida se encuentra en riesgo, así como su integridad física y su seguridad.

LEA TAMBIÉN: Opositores denuncian que Ortega continúa convirtiendo a Nicaragua en un paraíso de delincuentes y prófugos de la justicia

Este jueves, varios videos y fotografías divulgadas por la prensa panameña confirmaron que la sede diplomática nicaragüense en ese país está siendo desmantelada y re-acomodada para acondicionar la estadía de Martinelli. Desde el miércoles no han dejado de llegar a la Embajada nicaragüense, camionetas de mudanza con inmuebles del ex funcionario panameño. Hasta su perro Bruno ha aparecido en la escena.

Además, han llevado tanque de agua, televisores, aires acondicionados, colchones, cajas de alimentos, entre otros electrodomésticos, mismos que fueron entregados en la sede diplomática de Nicaragua en Panamá, pocas horas después de que el régimen sandinista a través de Cancillería informara del asilo otorgado a Martinelli y se confirmara que el político ya se encontraba en estas oficinas.

El magnate de 71 años continúa “escondido” y “refugiado” dentro de la Embajada nicaragüenses que se ubica en un barrio de clase media en Ciudad de Panamá. A las afueras, dicen que permanece un cordón policial. Esta sede diplomática es una vieja casa de techo con tejas rotas y paredes y rejas de pintura desconchada.

Ahora son “amigos”

Este pasado miércoles el ex presidente panameño concedió una entrevista a Fernando del Rincón para la cadena de noticias CNN, en la que no aclaró porqué decidió solicitar a los dictadores Daniel Ortega y Rosario Murillo un asilo político en medio de la condena judicial en su contra, e incluso evitó referirse a los lazos que los acercaron con Managua.

LEA TAMBIÉN: Ortega otorga asilo a expresidente de Panamá Ricardo Martinelli acusado de lavado de dinero

No fue hasta luego de la entrevistas con Fernanda del Rincón y a través de su cuenta oficial de X, que confirmó la supuesta “amistad” que lo une con Ortega y Murillo. Era una publicación para “enmendar” su grave error de negar a los dictadores sandinista en televisión internacional.

“Fernando del Rincón al presidente Daniel Ortega y su esposa, la Primera Dama, doña Rosario Murillo, me une una excelente amistad hoy en día y lo serán toda la vida”, escribió el ex funcionario prófugo de la justicia.

Durante la misma entrevista, Martinelli evitó reconocer que en Nicaragua existe una dictadura. Por en cambio, dijo que la única dictadura que conoce está en Panamá, al arremeter en contra del presidente del país Laurentino Cortizo y de la presidenta de la Corte Suprema de Justicia, María Eugenia López.

“La única dictadura que yo sí conozco es la dictadura civil que hay aquí en Panamá, una dictadura oprobiosa. La justicia aquí en Panamá está totalmente manipulada y amañada y cuando dije que me querían matar es porque tengo información de gente que trabaja dentro de la Presidencia que quieren ser testigos protegidos que me dijeron que eso iba a pasar”, denunció.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.