Inesperadamente este miércoles, se conoció que el dictador Daniel Ortega se “deshizo” del General en Retiro, Omar Halleslevens, ex vicepresidente de Nicaragua, con quien mantenía una “buena relación” y quien además todavía ocupaba un espacio en las oficinas de la antigua sede de la vicepresidencia, manejado a través de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (CONICYT).

La noticia la dio a conocer el ex embajador Arturo McFields este miércoles, quien asegura que con la salida de Halleslevens se evidencia que la crisis interna del FSLN es “inmensa”.

“La crisis interna en la dictadura es INMENSA. Es una olla de presión a punto de estallar. La salida del General en Retiro Omar Halleslevens representa un duro golpe a los militares que se han enriquecido a la sombra del poder y que se creían intocables”, escribió McFields en su cuenta de Twitter.

Posterior a su publicación, el ex embajador Arturo McFields conversó con Nicaragua Actual a quien afirmó que la salida del General Halleslevens demuestra el inmenso descontento que hay entre las filas del Ejército y la Policía; en esta última, asegura que la dictadura han movido cuadros y a otros los han mandado a retiro.

LEA MÁS: Colectivo de DD.HH. se une al clamor de las madres que reclaman justicia por el asesinato de sus hijos

«En el caso del Ejército esto casi no se ve, el Ejército es más disciplinado, es más Sí Señor, lo que diga el Comandante, tienen esa línea.

McFields afirma que pese a que el General Julio Avilés esté a la cabeza del Ejército de Nicaragua, el ex vicepresidente Halleslevens es una figura importante, porque representa a los militares y a este cuerpo castrense.

Enfermedad será el pretexto de la dictadura

McFields hizo la advertencia de que la dictadura sandinista justificará la salida de Halleslevens por motivos de «enfermedad» o de retiro voluntario, pero que posiblemente sea por algún encontronazo con Rosario Murillo, que es algo que se ha vuelto muy común a lo interno del partido de gobierno.

VER ADEMÁS: Guillermo Solís critica a gobiernos que legitiman a Ortega-Murillo y lo señala de ser un peligro para la región

«La salida de Halleslevens podría ser un catalizador de cierto descontento que ya esta ahí. Es como una olla de presión que puede estallar en cualquier momento. Ellos van a querer taparlo, van a querer negarlo, van a decir que se retiró, o van a decir incluso que se enfermó, que es la otra salida que suelen tener cuando alguien tiene un encontronazo generalmente con Murillo», advirtió McFields.

A criterio de el ex embajador, las acciones de la dictadura sandinista que calificó como «brutales» en contra de la Iglesia Católica, han ido minando las estructuras a lo interno del partido de Gobierno y cree que lo que pasa ahora con los retiros de importantes figuras sandinistas es debido a estos ataques indiscriminados contra los líderes religiosos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.