El secretario adjunto de Estado para el Hemisferio Occidental, Brian Nichols, dijo este miércoles que la dictadura de Daniel Ortega nuevamente asestó un golpe contra la libertad religiosa y de expresión en Nicaragua. 

El diplomático estadounidense afirmó en su cuenta oficial de twitter que la toma de las instalaciones radiodifusoras y televisivas en Sébaco, así como el cierre inmediato de al menos 11 emisoras de la Diócesis de Matagalpa, representa un “brutal ataque”.

También cuestionó la posibilidad de que agentes de la policía sancionadas -entre ellos personas de fe- sean quienes ejecuten estas órdenes represivas dictadas por Ortega-Murillo para consolidar su política de control sobre el país y la comunidad religiosa.

LEER MÁS: Policía sandinista asedia casa cural de Monseñor Rolando Álvarez en Matagalpa

“El brutal ataque de Ortega-Murillo contra el clero católico, instalaciones radiales y miembros de la comunidad en Sébaco es otro golpe a las libertades de religión y expresión en Nicaragua”, escribió Nichols.

Luego agregó: “¿Cómo pueden hombres y mujeres de uniforme (muchos gente de fe) ejecutar tales órdenes?”.

Esta sería la primera vez que un alto funcionario de Estados Unidos se refiere a la cancelación de radioemisoras católicas en Nicaragua, y al nefasto ataque de la policía y agentes paramilitares en la Iglesia Divina Misericordia en Sébaco.

EEUU condenó eliminación de personalidad jurídica a centenas de ONG

Por otro lado, el pasado 21 de julio Nichols denunció el cierre de más de 900 organismos no gubernamentales y la persecución “injustificada” en contra de la sociedad civil de parte del régimen Ortega-Murillo.

El funcionario estadounidense señaló que esto es “agotar servicios cruciales para los nicaragüenses” y que presenta un “sufrimiento innecesario”. “Hablé con grupos de la sociedad civil sobre cómo ayudar a los nicaragüenses”, escribió en twitter. 

“Desierto informativo” en Nicaragua: SIP

Este miércoles la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) denunció que el régimen sandinista creó “un nuevo desierto informativo en el interior del país”.

La organización señaló que el cierre de medios de comunicación católicos forman “parte de una campaña que pretende eliminar todo vestigio de prensa independiente y representa un nuevo avance sobre la libertad de culto y de pensamiento en esa nación”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.