El Director General de la Organización Mundial de la Salud, doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, reconoció el criterio emitido por el Comité de Emergencias del Reglamento Sanitario Internacional de que la pandemia de COVID-19 siga constituyendo una emergencia de salud pública, de importancia internacional, y de que se encuentra probablemente en un punto de transición.

Tras la décimo cuarta reunión sostenida el pasado 27 de enero por dicho Comité en Ginebra, Suiza, Adhanom Ghebreyesus agradeció el asesoramiento y recomendaciones del Comité para manejar con cuidado esta transición y buscar mitigar las posibles consecuencias negativas.

«Se necesitan medidas de salud pública a largo plazo», advirtió el Comité y añadió que se espera que el virus siga siendo un patógeno establecido en un futuro inmediato.

Así mismo, hizo recomendaciones a la OMS, sobre la elaboración de una «propuesta de mecanismos alternativos para mantener la atención mundial y nacional sobre la COVID-19 una vez finalizada la emergencia, incluido, en caso necesario, un posible comité de revisión que asesore sobre recomendaciones permanentes en el marco del RSI».

LEA ADEMÁS: Muertes por diabetes, hipertensión e infartos aumentan en Nicaragua

De igual manera, pidió a la Secretaría de la OMS que brinde «una evaluación de las implicaciones normativas para el desarrollo y la autorización de vacunas, métodos de diagnóstico y medios terapéuticos en caso de que la emergencia finalice en los próximos meses».

Asimismo, la animó a realizar una evaluación y agilizar la integración de la vigilancia de COVID-19 en el Sistema Mundial de Vigilancia y Respuesta a la Gripe.

LEA TAMBIÉN: Dictadura no permite a Medardo Mairena recibir atención médica urgente

Para esto, el Comité de Emergencia brindó siete Recomendaciones Temporales a los Estados Miembros de la OMS, las que se basan en:

Centrarse en la vacunación y los refuerzos; mejorar la notificación de datos a la OMS; aumentar la utilización y la disponibilidad a largo plazo de vacunas, medios de diagnóstico y terapéuticos contra la COVID-19; prepararse para futuros brotes; trabajar con las comunidades; ajustar las medidas de viaje al riesgo; apoyar la investigación para mejorar las vacunas y la condición posterior a la COVID-19.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.