Obispos de la Conferencia Episcopal de Costa Rica y Panamá se solidarizaron con sus homólogos de Nicaragua y con todo el pueblo nicaragüense por estar viviendo un ambiente de tensión y zozobra perpetrado por el Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Las instituciones religiosas de ambos países emitieron comunicados simultáneos en donde envían su mensaje tras conocer de algunas informaciones que surgen en Nicaragua y que también, los obispos nicaragüenses han manifestado, sobre la problemática sociopolítica, la tensión y ambiente de zozobra que viven por su seguridad personal; de manera particular, en estos momentos, por parte de Mons. Rolando José Álvarez Lagos, obispo de Matagalpa y administrador apostólico de Estelí y el Padre Harvy Padilla, párroco de la Iglesia San Juan Bautista de Masaya.

“Los pastores de la Iglesia costarricense piden al Señor Resucitado que conceda al pueblo
nicaragüense el don de la paz, para que pueda tener un clima de calma y fraternidad”, expresa la CECR en su escrito.

LEA MÁS: Cardenal Brenes invita al pueblo católico a conformar un “ejército” para rezar el Santo Rosario

Así mismo, las autoridades religiosas de ese país manifestaron estar en oración, especialmente en los momentos de prueba para la iglesia católica de Nicaragua y rogaron a Dios que les permita mantenerse fieles a su misión y les otorgue un espíritu de sabiduría.

“El llamado de nuestros obispos se dirige también al pueblo católico costarricense para
que pueda elevar una oración por el pueblo de Nicaragua y por los obispos de esa nación.
Los obispos de la Conferencia Episcopal de Costa Rica reiteran la necesidad de que, en
nuestros pueblos centroamericanos, en general, se trabaje entre todos por la búsqueda
del bien común, la paz y la justicia social”, contiene el comunicado de las autoridades espirituales costarricenses.

CEP de Panamá ora por cese de persecución a Monseñor Álvarez y Padre Padilla

Por su parte la Conferencia Episcopal de Panamá expresó su solidaridad con Monseñor Rolando Álvarez Lagos, el Padre Harvy Padilla  y el pueblo de Nicaragüense.

“Los obispos panameños nos solidarizamos con nuestro hermano en el episcopado, monseñor Rolando Álvarez, Obispo de la Diócesis de Matagalpa y Administrador Apostólico de la Diócesis de Estelí, en Nicaragua, en estos momentos en que experimenta la persecución por ser profeta ante la situación difícil por la crisis sociopolítica que vive el pueblo nicaragüense”, dice el escrito.

LEA TAMBIÉN: Monseñor Álvarez estará refugiado en Managua “hasta que Dios lo indique”

Expresaron también unirse a la oración para que cese la persecución a Monseñor Rolando y al Padre Harvy Padilla, párroco de la Parroquia San Juan Bautista en la Ciudad de Masaya, quien también se le ha limitado vivir y celebrar la fe en un ambiente de libertad y paz.

Los sacerdotes Rolando Álvarez y Harvy Padilla son víctimas de asedio, persecución y amenazas en su contra de parte de agentes de la Policía Sandinista que han rodeado los templos de Las Colinas y San Juan Bautista de Masaya, en donde se encuentran recluidos respectivamente, porque los guardias de Ortega no los dejan salir; esta acción ha sido repudiada por el pueblo católico de Nicaragua y organismos nacionales e internacionales.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí