Por Alonso Castillo / VOA

MIAMI, EE. UU. – En poco más de medio año Nicaragua celebrará elecciones para elegir desde el presidente hasta los diputados. Un proceso electoral que tendrá lugar en un “estado de guerra”, según dijo la periodista Cristina Chamorro, ya que el Gobierno del presidente Daniel Ortega ha intensificado la represión contra las organizaciones de la sociedad civil, contra los periodistas y contra el pueblo nicaragüense.

“Estamos en estado de guerra, Ortega está en estado de guerra contra todo un pueblo que está en resistencia pacífica y un pueblo sencillo, un pueblo que sólo quiere el cambio y quiere libertad”, denunció Chamorro durante el ultimo seminario que abordó la Sociedad Interamericana de Prensa, en Miami, en su reunión de medio año.

De manera independiente, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha cuestionado al poder político, por lo que -al igual que a muchos periodistas- se acusa a la Comisión de sesgada e instigadora, dijo Antonia Urrejola, presidenta de la CIDH quien manifestó su preocupación por la aprobación de la Ley de Regulación de Agentes Extranjeros.

“Ley que califica como agente extranjero a cualquier persona u organización de Nicaragua que reciba cooperación internacional y lo condena a ser sancionado, administrativa y hasta penalmente, así como a guardar silencio sobre cualquier debate sobre asuntos públicos internos en el país”, lamentó Urrejola, también presente en el simposio virtual.

Los expertos destacaron que hacer periodismo independiente en Nicaragua es un acto de coraje y heroísmo, porque aseguraron que la violencia desplegada por el Estado en contra la prensa es física, es jurídica y es simbólica.

Según el periodista Douglas Carcache quien fue director de El Nuevo Diario, Nicaragua es un Estado policial, por lo que pensar que en ese contexto se pueda aspirar a una elección creíble parece más una ficción, señaló Carcache.

“¿Qué puede esperar la comunidad internacional con lo que sucede en Nicaragua cuando el gobierno de Daniel Ortega ni siquiera quiere cumplir con lo que demanda la Organización de Estados Americanos? y ¿Cuáles serían las condiciones mínimas a su criterio para que los ciudadanos puedan ir a unas elecciones con la mínima garantía de que serán justas, que serán transparente, que serán creíbles”, pregunta Carcache.

El próximo 7 de noviembre de 2021 se llevará a cabo la elección en Nicaragua por lo que fortalecer a la prensa independiente será fundamental para informar y para continuar la lucha por elecciones libres y transparentes, concluyeron los expertos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.