Con el objetivo de dirimir las disputas marítimas entre Nicaragua y Colombia, comenzaron el lunes las audiencias orales de ambos países en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, en los Países Bajos.

Estas audiencias están relacionadas con la “delimitación de la plataforma continental” entre ambas naciones, “más allá de las 200 millas náuticas desde la costa nicaragüense”, según la presentación del proceso por parte de la Corte, en octubre pasado.

Carlos Argüello, principal representante de Nicaragua ante La Haya, abrió la discusión recordando que, en la audiencia del 1 de mayo de 2012, Managua solicitó a la Corte establecer “un límite que divida en partes iguales los derechos que se superponen en la placa continental de ambas partes”.

LEA TAMBIÉN: 30.000 dólares exigen secuestradores para liberar a dos hermanos nicaragüenses

En consecuencia, según Argüello, el máximo tribunal declaró en su fallo del 19 de noviembre del 2012 que no estaba en posición de proceder conforme lo solicitó Nicaragua, en particular debido a que sólo había presentado información preliminar a la Comisión para los Límites de la Placa Continental (CLCS) y que no había necesidad de examinar otros aspectos legales.

Nicaragua cumplió su obligación al presentar la información necesaria, afirmó Argüello, por lo que la Corte tomó nota de esto en su fallo del 2016 y consideró que la condición en que se emitió la decisión final sobre la delimitación de la placa continental entre las dos partes fue satisfactoria.

Sin embargo, el representante nicaragüense subrayó que Colombia ha cambiado su posición” y al presente acepta sólo el párrafo 1 del artículo 76, que refleja el derecho internacional consuetudinario. Esto indica, correspondiendo a lo que la Corte misma ha declarado, que el párrafo 1 es también un reglamento del derecho internacional consuetudinario.

“Colombia ahora parece alegar que sólo una parte del párrafo 1, la que primero define el límite de las 2.000 millas náuticas, corresponde con el derecho consuetudinario, y que la referencia a la prolongación natural en ese párrafo es una obligación de tratado aplicables a las partes de la convención. Esta es una posición singular”, indicó Argüello.

LEA TAMBIÉN: “Hay una guerra diabólica contra la iglesia católica y no entiendo al cardenal Brenes”: Bianca Jagger

Reacciones de Colombia

El canciller Álvaro Leyva Durán, quien acompañó al equipo de la defensa del Estado colombiano, y quien asistió a la Corte Internacional de Justicia para la primera ronda de alegatos orales, consideró en sus redes sociales que los agentes y asesores “son de primera”.

“Nos acompaña la razón y el derecho”, escribió el funcionario, en su cuenta de Twitter

Por su parte, la coagente, abogada y embajadora de Colombia ante Países Bajos, Carolina Olarte Bácares, a la salida de la audiencia, afirmó que han escuchado la primera sesión y que están “concentrados, terminando de preparar y ajustar” la presentación, que tendrá lugar el día de mañana, nuevamente ante la Corte, según informó la cancillería colombiana.

Magistrados de la Corte de La Haya Foto Cortesía
Magistrados de la Corte de La Haya Foto Cortesía

Así mismo, la coagente Elizabeth Taylor Jay, también según Bogotá, señaló que “el equipo de trabajo ha venido exhaustivamente preparando” los argumentos, “desde que se emitió la orden de la corte el 4 de octubre”.

Dijo además que el equipo está tranquilo con el trabajo realizado hasta el momento y que está conformado por grandes juristas internacionales y un gran equipo nacional que ha trabajado de manera ininterrumpida todos los detalles.

Tanto Colombia como Nicaragua responderán ante el tribunal por dos temas claves: los criterios definidos por el derecho internacional para determinar la delimitación del mar territorial, más allá de las 200 millas náuticas de un país, y la determinación de las líneas base, a partir de las que se mide el mar territorial, más allá de las 200 millas que reclama Nicaragua.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.