La pareja dictatorial de Nicaragua, Daniel Ortega y Rosario Murillo, se dirigieron a los representantes, delegaciones y jefes de estados que este martes se reunieron en Argentina para celebrar la VII cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), con un mensaje de odio contra Estados Unidos y en reclamo por las sanciones impuestas contra su régimen autoritario y violador de derechos humanos.

Mediante una misiva firmada por Ortega y Murillo, y leída ante el pleno por el canciller sandinista Denis Moncada, la CELAC escuchó los lamentos y quejas del régimen nicaragüense contra las llamadas “potencias imperialistas y colonialistas”, pero en respaldo a los gobiernos autoritarios que han reprimido a los pueblos y asesinado a sus ciudadanos.

LEA TAMBIÉN: Opositores en Nicaragua detenidos de forma indigna: Gabriel Boric durante cumbre de la CELAC

Una vez más, la dictadura sandinista mostró su hipocresía y doble moral, al reclamar por las sanciones económicas en contra de funcionarios e instituciones señaladas de reprimir a la ciudadanía y violentar contra los derechos humanos, mientras defiende a países como Cuba y Venezuela donde los gobiernos son acusados de cometer delitos de lesa humanidad.

“Nicaragua reclama”, fue el grito de la dictadura al exigir el fin de lo que llamó “las bárbaras ocupaciones e invasiones permanentes, de los Colonialistas, Imperialistas y Neocolonialistas del Mundo”.

“Vivimos momentos de elevada intensidad en Nuestramérica”, inició diciendo la dictadura de Nicaragua ante la CELAC. “Los pueblos se alzan contra la continua injusticia (…) exigiendo soberanía y derecho“, protestó.

Pidieron el cese de las sanciones

Ortega y Murillo se exaltaron asegurando que sus “prioridades” son “defender la vida”, mientras secuestran un país pasando por encima de los derechos humanos del pueblo; y de ser “implacables contra la pobreza”, cuando el país se hunde en el desempleo, la falta de oportunidades para una vida digna, y la migración forzosa.

Además, recordaron su raquítica lucha contra “el narcotráfico y el crimen organizado”, así como en contra del “terrorismo y el golpismo”, que en Nicaragua se traduce en secuestros, torturas y desapariciones de políticos y opositores, y ahora religiosos, condenados a sentencias inconstitucionales bajo el Poder Judicial controlado por el oficialismo.

Repudiamos “las agresiones, invasiones, injerencias (…) bloqueos y guerras económicas… a lo que llaman Sanciones que no son más que mayores agresiones, todas ilegales, arbitrarias, unilaterales; ofensas, amenazas, humillaciones, intervenciones, ocupaciones”, continuó demandando el régimen de Ortega.

LEA TAMBIÉN: Los dictadores Ortega y Maduro se rehusan a participar en la Cumbre de la CELAC en Argentina

Moncada terminó su intervención confirmando la decisión de sus jefes de votar a favor de “una unión” o de “todo lo que proponga Unidad”, pero en rechazo contra las exigencias de la comunidad internacional para que Nicaragua vuelva a ser un estado de derecho y se encamine a la democracia.

“El Mundo necesita, urge, Justicia y Paz… Cooperación Respetuosa y Solidaria. El Mundo necesita comprensión, entendimiento y afecto”, finalizó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.