Elon Musk restableció el sábado la cuenta de Donald Trump en Twitter, revirtiendo una prohibición que mantenía al expresidente fuera de esa red social desde que una turba de partidarios de Trump atacó el Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero de 2021, cuando el Congreso estaba a punto de certificar la victoria electoral de Joe Biden.

Musk hizo el anuncio por la noche tras promover una encuesta en la que se pedía a los usuarios de Twitter que pulsaran “sí” o “no” sobre si la cuenta de Trump debía ser restaurada. Ganó el “sí”, con un 51,2%.

“El pueblo ha hablado. Trump será restablecido. Vox Populi, Vox Dei”, tuiteó Musk, usando una frase latina que significa “la voz del pueblo, la voz de Dios”.

Poco después, la cuenta de Trump, que anteriormente aparecía como suspendida, reapareció en la plataforma, con todo y sus tuits anteriores: más de 59.000. Sin embargo, sus seguidores desaparecieron, al menos inicialmente.

LEA TAMBIÉN: Donald Trump anuncia su candidatura para las elecciones del 2024

No está claro si Trump realmente regresará a Twitter. Un tuitero incontenible antes de que se prohibiera su cuenta, Trump ha dicho anteriormente que no volvería a esa plataforma incluso si su cuenta era restablecida. El exmandatario ha estado confiando en su propia red social, mucho más pequeña, Truth Social, que lanzó después de ser bloqueado de Twitter.

Y el sábado, durante un discurso en video a una reunión del grupo judío republicano en Las Vegas, Trump dijo que estaba al tanto de la encuesta de Musk, pero que veía “muchos problemas en Twitter”, según la agencia Bloomberg.

“He oído que estamos recibiendo una gran votación para que también volvamos a Twitter. No lo creo, porque no veo ninguna razón para ello”, afirmó Trump, citado por Bloomberg. “Puede que lo haga, puede que no”, añadió, aparentemente refiriéndose a los recientes trastornos internos de Twitter.

La perspectiva de que se restaurara la cuenta de Trump en la plataforma comenzó a sopesarse luego de que Musk concretó la compra de Twitter el mes pasado, una adquisición que ha avivado la preocupación generalizada de que el propietario multimillonario permitirá que los promotores de mentiras y desinformación florezcan en el sitio.

Musk ha expresado con frecuencia su creencia de que Twitter se ha vuelto demasiado restrictivo en cuanto a la libertad de expresión.

Sus pasos para reestructurar la plataforma han sido rápidos y caóticos. Musk ha despedido a muchos de los 7.500 trabajadores de tiempo completo de la compañía y a un número incalculable de contratistas que eran responsables de la moderación del contenido y otras responsabilidades que se consideraban cruciales para mantener la credibilidad de la red.

LEA TAMBIÉN: Ecuador amarga la fiesta a Qatar con victoria de 2-0 en apertura del Mundial

Su exigencia de que los empleados restantes se comprometieran a un trabajo “extremadamente duro” provocó una ola de renuncias, incluidos cientos de ingenieros de software.

Los usuarios de Twitter han reportado un aumento de spam y estafas, tanto en los tuits como en sus mensajes directos, entre otros problemas, luego de los despidos masivos y del éxodo de trabajadores. Algunos programadores que fueron despedidos o renunciaron esta semana advirtieron que Twitter podría desmoronarse pronto, a tal grado que podría colapsar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.