Monseñor Rolando Álvarez quien se encuentra refugiado en la iglesia de Santo Cristo de Las Colinas en Managua, tras las acciones de hostigamiento y persecución por parte de la Policía Sandinista, dijo que permanecerá en Managua hasta que Dios lo disponga y pidió ánimo y esperanza al pueblo de Nicaragua.

“Hasta que Dios nos diga lo contrario aquí voy a estar hasta que Dios nos indique lo contrario y al pueblo le pedimos ánimo, esperanza, la alegría interior que nadie ni nada nos la puede arrebatar, ni la alegría ni la esperanza fundada en Jesucristo”, dijo monseñor Álvarez al medio de comunicación Artículo 66.

El Obispo de la Diócesis de Matagalpa y administrador de la Diócesis de Estelí, quien desde ayer ha sido víctima de persecución y hostigamiento policial agregó que “nosotros no tenemos esperanza en seres humanos, es en Jesucristo que debemos mantenerla, en una nueva Nicaragua, una nueva sociedad y recuerden que en la batalla espiritual contra Satanás siempre vence Jesucristo.

PUEDES LEER: Patrullas con oficiales armados rodean parroquia donde se encuentra resguardado Monseñor Rolando Álvarez

Monseñor Álvarez denunció que la policía orteguista ayer en su persecución, llegó a estar en la puerta de su casa familiar.

“Llegaron a estar prácticamente la puerta desde mi hogar, y eso no lo permitiré, y quiero dejar constancia que no lo permitiré, no permitiré que la policía invada mi círculo privado familiar, eso que quede clarísimo”, expresó monseñor Álvarez.

Además agradeció a monseñor Carlos Avilés, párroco de la parroquia Santo Cristo de Las Colinas, “que me acogió en la noche, a donde me vine pues a hospedar y dónde me encuentro realizando mi ayuno”, manifestó el líder religioso.

“Esperando en Dios que estás mentes sean iluminadas y que entiendan pues que estos hostigamientos y persecuciones a los nicaragüense y también a nosotros los sacerdotes y religiosos no ayudaran para nada a una salida cívica, a una salida democrática ,a una salida pacífica y justa como la queremos todos los nicaragüenses, donde podamos convivir en paz y en libertad”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí