Monseñor Rolando José Álvarez Lagos, quien apareció nuevamente desde el interior de la Curia Episcopal en donde permanece secuestrado desde hace 15 días, expresó durante su programa “Pastoreo, Comunión y Oración” de este jueves, que Dios está entre ellos en medio del sufrimiento y el encierro en donde se encuentran.

El líder católico afirmó que Dios está con ellos, aún en medio de todos los sufrimientos, las alegrías, las esperanzas y los fracasos que vive el ser humano. “Es nuestro Emmanuel”, expresó.

“El Señor está entre nosotros, es el Dios con Nosotros, el Dios que camina con su pueblo en medio de las esperanzas y sufrimientos, de las alegrías y dolores, de las ilusiones y los sinsabores, en medio de los proyectos y también de los fracasos, en medio de la sonrisa y el llanto”, expresó el líder católico en su reflexión espiritual y agregó que Dios está con ellos y que sabe llorar, reír, alegrarse, sufrir, sonreír y entristecerse con su pueblo.

LEER TAMBIÉN: Fiscalía sandinista solicita 90 días de prisión para sacerdote de Mulukukú, secuestrado por la policía

Álvarez manifestó que durante este tiempo obligados al encierro se encuentran  “participando del banquete del Señor al que fueron invitados” y que eso los motiva a vivir, de manera radical, el evangelio y la verdad de Dios.

Monseñor Álvarez junto a otros 8 religiosos han sido obligados por la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo al encierro desde hace 15 días. Decenas de antimotines fueron desplegados y apostados con armas de alto calibre, como si se tratase de delincuentes de alta peligrosidad, en la entrada a la Curia Episcopal de Matagalpa, en cuyo interior se encuentran los religiosos y a quien los guardias de Ortega no le permiten a la población entregarles alimentos, agua y medicinas.

La Policía Sandinista de Matagalpa, bajo el mando del Comisionado Mayor Sergio Gutiérrez, acusa a Monseñor Rolando Álvarez de ser una  “amenaza para el régimen Ortega-Murillo” por supuestamente provocar “un ambiente de zozobra y desorden, alterando la paz y la armonía en la comunidad”.

LEER MÁS: 25 expresidentes piden al papa Francisco que se pronuncie ante ataques de Ortega contra la Iglesia

Mientras Rosario Murillo y el dictador Daniel Ortega han desatado una fiera campaña de odio, persecución, amenaza, encarcelamiento, hostigamiento de los templos y una cruenta cacería de los líderes de la Iglesia Católica.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.