Hoy se cumplen 365 días del arresto injusto del periodista y cronista deportivo Miguel Mendoza; la misma cantidad de días que a su hija Alejandra, la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo, no le han permitido ver, ni escuchar, ni siquiera recibirle los dibujos que le hace a su padre.

La niña, quien ha estado muy triste y pregunta constantemente: ¿Por qué me han quitado el derecho de ver a mi padre?  Este lunes escribió una carta en donde le expresa a su papá cómo se siente tras haber transcurrido un año sin verlo.

“Te amo papi. Hola papi, cumpliré un año de no verte. Mi corazón sufre mucho. Le oro a Dios todos los días para que no te pase nada malo. Te amo y te extraño, por favor, vuelve a casa pronto. Alejandra para Miguel”, escribió en una hoja de papel la pequeña de 8 años.

La periodista y esposa del cronista deportivo, Margin Pozo, manifestó que le resulta triste compartir que “este 21 de junio ya Miguel cumple un año de haber sido detenido injustamente, de manera arbitraria; un año donde se le ha causado mucho dolor a su hija de 8 años, un año donde ella no ha podido abrazarlo, ni besarlo, ni puede expresarle un te amo papá”.

LEER: A un año de prisión de Miguel Mora, su hijo con discapacidad pregunta por él y llora todos los días

Tan sólo ocho veces en un año la dictadura orteguista ha permitido a Pozo visitar al cronista deportivo Miguel Mendoza, no así a su pequeña hija, a la que ni siquiera le permiten una llamada telefónica ni la entrega de las cartas que le escribe a su padre.

Carta que escribió Alejandra de 8 años hija del cronista deportivo y reo político Miguel Mendoza
Carta que escribió Alejandra de 8 años hija del cronista deportivo y reo político Miguel Mendoza

Margin ha denunciado que les han negado ese derecho durante estos 365 días y que ha sido duro pasar todo ese tiempo incomunicados, sin poder conocer de su estado de salud.

Asimismo, indicó que lo más complicado ha sido manejar la parte emocional con la familia, también la desintegración y el vano intento de explicarle a su hija por qué no le permiten ver a su papá.

“Yo tengo derecho de ver a mi papá. Yo lo quiero ver, yo quiero ir a abrazarlo, me dice mi hija, o sea, y uno no tiene a veces respuesta para poder decirle, pues no te dejan verlo”, expresó Pozo.

Condiciones inhumanas persisten contra Mendoza 

La periodista también denunció las condiciones infrahumanas en las que se encuentra Miguel Mendoza desde hace un año que fue secuestrado, encarcelado y juzgado arbitrariamente sólo por ejercer su derecho a la libertad de expresión y de prensa.

Agregó que las condiciones de salud en las que se encuentra el cronista deportivo son delicadas; ha perdido mucho peso por la alimentación que recibe, que por sus enfermedades crónicas debe ser prescrita y por las que no recibe atención especializada y el largo período de incomunicación al que es sometido.

LEER TAMBIÉN: Deseo de cumpleaños de la hija del preso político Miguel Mendoza es poderlo ver y besar

“Nosotros seguimos pidiendo y seguimos exigiendo la libertad de Miguel… Miguel es inocente y lo vamos a recalcar las veces que sean necesarias que demandamos la libertad de Miguel y que es injusto todo lo que está pasando, no solamente con él, sino con todos los presos políticos”, subrayó Pozo.

Daniel Ortega y Rosario Murillo, a través del Poder Judicial, condenaron a 8 años de cárcel a Mendoza, además de inhabilitarlo para optar a cargos públicos, por el supuesto delito de “conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional”, la figura con la que el régimen criminaliza a sus opositores y detractores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí