Margin Pozo esposa del periodista y preso político Miguel Mendoza, denunció este jueves el inminente deterioro del estado físico y de salud del cronista deportivo, luego que esta mañana la propagandista sandinista lo mostrara en fotografías al ser presentado ante un juez en Managua, al igual que una treintena de reos de conciencia.

Un día después que la familia de Miguel Mendoza presentara un retrato hablado del periodista donde se muestra un evidente deterioro en su aspecto y en su condición de salud, la dictadura sandinista evidenció el desgaste físico del cronista deportivo quien cumple más de 14 meses secuestrado en la cárcel de tortura «el Chipote».

LEA TAMBIÉN: Muestran retrato hablado del cronista deportivo Miguel Mendoza

En las fotografías divulgas se puede apreciar a un Miguel profundamente oprimido, agobiado, lastimado, cansado de tanta tortura que le provoca estar en una celda de El Chipote, donde purga una injusta condena por delitos que jamás cometió.

Su esposa dijo sentirse orgullosa de la firmeza que Miguel mostró esta mañana, aunque lamentó que a pesar de ser un paciente crónico y presentar muchos malestares, no ha sido atendido por un especialista ni «tampoco han tomado con responsabilidad la salud y la vida de Miguel».

«Nos alegra muchísimo que lo hayan mostrado, que todos puedan corroborar el deterioro en la salud de Miguel y que todo lo que hemos venido denunciando que estos meses es cierto», señaló.

Hija de Margin verá a su padre en fotos después de 14 meses

Margin también se refirió a la tortura y el sufrimiento que su pequeña hija de 8 años, Alejandra Mendoza Pozo, sigue viviendo por causa del régimen que no le permite visitar a su padre como lo establecen las leyes nicaragüenses.

Además, indicó que aún no le había mostrado las fotografías actuales de Miguel, pero esperaba hacerlo ella misma para evitar que otra persona le «haga un comentario doloroso de lo que está pasando».

LEA TAMBIÉN: El cruel deterioro físico del periodista Miguel Mendoza lo exhibe la dictadura de Daniel y Rosario

«Me duele como madre que Alejandra vea a su padre de esa manera (…) ustedes se pueden imaginar a una niña de 8 años que ha pedido de diferentes maneras ver a su padre y mostrarle esas fotografías de cómo está Miguel, yo no puedo, no puedo comprender solamente personas con el corazón duro pueden hacer tanta crueldad», dijo.

Luego agregó: «a mí me duele el sufrimiento de mi hija y no sé qué va a pasar el día de hoy cuando le muestre esas imágenes porque prefiero ser yo quien se las muestre».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.