La justicia orteguista al servicio de la dictadura de Nicaragua, reanudará esta mañana “el  calvario” que enfrentan las siete personas secuestradas junto al obispo de Matagalpa, Monseñor Rolando Álvarez, durante el cerco policial a la Curia Episcopal de Matagalpa en agosto del 2022, luego de que a la media noche de ayer se suspendiera este juicio espurio y lleno de nulidades en contra de estas personas inocentes.

MÁS NOTICIAS: Católicos de Boaco creen que Monseñor Urbina es inocente y oran por su libertad

“Casi a la media noche del día de ayer se suspendió la simulación de juicio en contra de las siete personas que acompañaron a Monseñor Rolando Álvarez en la Curia Episcopal de Matagalpa. El calvario hacia sus condenas continuara hoy a partir de las 9:00am. Se cree que finalice”, publicó en su cuenta de Twitter Yáder Morazán, especialista en administración de justicia y derechos humanos.

Ante el hermetismo con el que maneja este juicio la falsa justicia sandinista en contra de estos siete varones, Morazán recurre a sus fuentes en los juzgados de Managua para mantener informada a la población en general.

“Rectifico, el juicio de hoy es de los acompañantes que estuvieron en la Curia con Monseñor  Álvarez, y que están siendo acusados aparte, es decir tres sacerdotes, un Diácono, dos seminaristas y un camarógrafo de la Diócesis de Matagalpa”, expresa Morazán al referirse al juicio viciado que een estos momentos se desarrolla a puertas cerradas en un auditorio del complejo judicial de Managua.

Quiénes son los siete varones que
acompañaban a Monseñor Álvarez

Los acusados por la falsa justicia sandinista son los tres sacerdotes Ramiro Tijerino Chávez, José Luis Díaz y Sadiel Eugarrios; además del diácono Raúl González Vega; los seminaristas Darvin Leiva y Melkin Sequeira, y el camarógrafo de a Diócesis de Matagalpa Sergio Cárdenas Flores.

Todos ellos figuran en una acusación interpuesta por la Fiscalía al servicio de la dictadura  el 21 de septiembre del 2022, acusados de “conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional y propagación de noticias falsas”.

Estas siete personas se encontraban junto al obispo Rolando Álvarez en la Curia Episcopal, de Matagalpa, y la misma policía sandinista les obstaculizó su salida desde el 4 de agosto.

Un día después la Policía Nacional emitió un comunicado en donde aseguró que los investigaba, junto a Moneñor Álvarez por “organizar grupos violentos”.

TE PUEDE INTERESAR: Cenidh a Ortega: “Somoza le respetó sus derechos como preso. No se ensañe con las madres”

Tras varios días de enfrentar un cerco policial, la madrugada del 19 agosto del 2022 tanto el obispo Álvarez como sus siete acompañantes fueron sacados de la curia en horas de la madrugada.

A monseñor lo tuvieron incomunicado y secuestrado en un lugar desconocido hasta el 10 de enero de este año, mientras que sus siete acompañantes los trasladaron a la cárcel de El Chipote, donde han permanecido hasta que este lunes 23 de enero la justicia sandinista empezó a enjuiciarlos a puertas cerradas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.