Liseth de los Ángeles Santamaría Duarte, quien estuvo fungiendo como Jueza Local Penal en la ciudad de Nueva Guinea, después de casi 4 años de trabajar en igual puesto en El Rama, puso la renuncia a su cargo y se exilió en Estados Unidos, según reveló ella misma a Nicaragua Actual en una entrevista exclusiva.

Santamaría Duarte conversó con el periodista Gerall Chávez en Estados Unidos y le dijo que fueron muchos los motivos y razones que la impulsaron a poner su renuncia y salir del país; una de ellas por la presión a la que la sometían en su trabajo como jueza.

“Fueron muchos motivos y razones que impulsaron a que yo saliera de mi país, muchas razones y una de ellas por las que tomé la decisión de salir de mi país, de poner la renuncia del cargo que anteriormente tenía, fue porque sentí mucha presión en el trabajo”, relata la ex jueza.

Santamaría detalla que no practicaba últimamente el apego a las leyes en el trabajo que tenía que realizar, sino que tenía que hacerlo conforme a orientaciones que recibía por parte del magistrado presidente del Tribunal de Apelaciones, de quien omite el nombre por miedo a represalias contra su familia.

LEER MÁS: Policía de Ortega receta “iglesia por cárcel” a San Jerónimo y cierran las calles de acceso al templo

Aprovecha vacaciones para salir del país

La ex jueza local de Nueva Guinea relata que antes de salir del país dejó su carta de renuncia y un poder generalísimo a su mamá para que le entregara al Complejo Judicial cuando ella saliera de Nicaragua junto a sus hijos.

“En el tiempo de las vacaciones de diciembre yo aproveché para venirme, porque yo pensé que si me venía antes o después era muy peligroso para mí, porque si se daban cuenta no me iban a dejar pasar por la frontera de Honduras”, relata.

Agrega que en el Complejo Judicial le recibieron la renuncia, pero posteriormente supo por un compañero de trabajo que no la liquidaron, sino más bien lo que hicieron fue destituirla del cargo para no darle su liquidación de 16 años de trabajo en el Poder Judicial.

No regresa a Nicaragua por miedo a represalias

Santamaría Duarte relató que teme regresar a Nicaragua, por miedo a represalias contra su familia y contra ella, por negarse a seguir siendo títere y continuar haciendo el antojo del régimen orteguista, a través del magistrado del Tribunal de Apelaciones del Poder Judicial.

“Yo me cansé de eso, me sentía mal a veces por no estar yo haciendo mi trabajo. Me sentía como un títere en el trabajo, porque tenía que hacer lo que mi jefe me ordenaba y si yo regreso a Nicaragua me pueden acusar por traición a la patria, me pueden meter presa, entonces yo tengo miedo regresar a Nicaragua y que le hagan daño a mis hijos y a mi familia”, expresa.

LEA: Familiares piden amnistía para sus presos y presas políticas

Agrega que cuando tomó la decisión de irse para Estados Unidos pensó en sus hijos, que aunque ya son mayores de edad, una de 26 años y otro de 19, se los llevó con ella porque sabía que si los dejaba en Nicaragua corrían el peligro de que los metieran presos.

“Corrían el riesgo de que tomarán persecución contra ellos para averiguar, para preguntarles, para meterlos presos como para tomar venganza contra mí por haber renunciado y haberme venido de Nicaragua. Sabía que al estar aquí conmigo podríamos estar a salvo mi familia y yo”, dijo la ex jueza.

Jueces obligados a hacer proselitismo
político y dar parte de de su dinero

De acuerdo a Santamaría Duarte es contra la ley el que funcionarios del Poder Judicial participen en campañas políticas a favor del régimen de Daniel Ortega; trabajo al que son obligados por parte de la dictadura.

“Un juez no puede andar en las calles visitando casa por casa, hablarle a la gente del partido, hablarle a la gente del gobierno, porque un juez no puede ser arte ni parte, tiene que ser neutral, entonces no puede un juez estar contra la ley”, afirmó.

No obstante, indicó que los obligaban y les exigían que tenían que salir a las calles y además debían “aportar” frecuentemente del salario que ganaban para gastos de cualquier cosa, de manera que si se negaban ya “los miraban mal”.

Nicaragua sin ningún tipo de justicia

Santamaría afirmó que en Nicaragua no se aplica la justicia para nada, porque siempre los jueces del Poder Judicial terminan haciendo lo que el gobierno les orienta que hagan, sin ningún apego a las leyes del país.

VER TAMBIÉN: Policía Sandinista prohíbe procesiones en fiestas de San Jerónimo en Masaya

Así mismo, reveló que hace pocos días, una juez de Acoyapa, de apellido Halleslevens, también tomó la decisión al igual que ella, de renunciar y se refugió en Estados Unidos porque igual si se quedaba en Nicaragua corría el riesgo de muchas cosas que pudieran hacerle a ella y a su familia y añadió que se imagino que hay muchos compañeros que trabajan para el Poder Judicial que quieren hacer lo mismo, pero quizás por miedo no lo hacen.

“Estamos cansados ya de tanta presión, de que nos exijan hacer algo que nosotros no queremos hacer. Estamos cansados ya de las actitudes que ha tomado el gobierno en contra de pueblo nicaragüense”, dijo hastiada la ex jueza de Nueva Guinea.

3 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.