Los jóvenes Mildred Rayo y Miguel Flores, integrantes de la Alianza Universitaria (AUN) y presos políticos de la dictadura de Daniel Ortega, fueron encontrados “culpables” este 25 de enero por el juez sandinista Félix Ernesto Salmerón Moreno, quien está al servicio de Ortega, bajo un juicio lleno de ilegalidades.

Tras el veredicto, la Alianza Universitaria emitió un pronunciamiento en donde condena lo que califica como un montaje arbitrario e ilegal en contra de Rayo y Flores.

“Hoy, 25 de enero, se realizó el juicio en contra de los jóvenes Mildred Rayo y Miguel Flores, amigos e integrantes de nuestra organización e inocentes en todo este montaje arbitrario en contra de su libertad”.

AUN detalló que los dos jóvenes, “al igual que más de 200 presos políticos en Nicaragua, han sido acusados y condenados de manera injusta por cometer lo que el régimen llama “conspiración para el menoscabo de la integridad nacional y propagación de noticias falsas”.  Así mismo, denunció que a los familiares de los dos presos políticos no se les permitió el ingreso a la audiencia.

LEA ADEMÁS: Ejército de Nicaragua secuestra a jóvenes opositores en Rivas, denuncia AUN

La Fiscalía, que opera bajo el control de la dictadura, solicitó 8 años de prisión para Mildred Rayo y 10 años para Miguel Flores, quienes ya cumplían casi tres meses de haber sido encarcelados.

La organización universitaria denunció el pasado 01 de noviembre del 2022, previo a la farsa electoral, que el Ejército de Nicaragua secuestró a los dos miembros de esta organización en el departamento de Rivas. El hecho ocurrió cuando ambos jóvenes se desplazaban desde el departamento de Rivas a Managua y fueron retenidos por los militares.

La organización también reveló que la última comunicación que tuvieron en ese momento con los jóvenes fue a las 9:30 am, cuando Flores les avisó que estaban siendo trasladados “a unas instalaciones militares”.

“A través de geolocalización, pudimos ubicar el celular de Mildred Rayo y le dimos seguimiento a su traslado. Denunciamos que actualmente se encuentra detenida en un edificio propiedad del Ejército Sandinista, ubicado en Las Colinas, contiguo al Maxi Palí, Managua”, agrega.

AUN demandó la libertad de sus dos integrantes y la de todos los presos políticos; al mismo tiempo refirió que se solidarizan con todas las familias de los presos políticos, quienes hace más de un año sufren esta separación física.

VER ADEMÁS: Cenidh a Ortega: “Somoza le respetó sus derechos como preso. No se ensañe con las madres”

Víctimas de farsa judicial

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos considera que los dos jóvenes son víctimas de una farsa judicial realizada en un ambiente lleno de ilegalidades, en donde Miguel Flores estuvo en la peor indefensión, porque no le permitieron un abogado privado.

“Desde CENIDH CONDENAMOS este atropello a las garantías del debido proceso y los DDHH, otra vez el impresentable Poder Judicial actúa en complicidad con el régimen Ortega Murillo. Exigimos libertad para ellos y todas las personas políticas en Nicaragua”, escribió el Cenidh en su cuenta oficial de Twitter.

La lectura de la sentencia en contra de los dos universitarios se hará el 30 de enero próximo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.