Pedro Vaca, Relator especial para la libertad de expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) conversa este miércoles a Nicaragua Actual sobre la situación que vive la prensa independiente de Nicaragua y la judicialización a la que la somete la dictadura de Daniel Ortega, quienes mantienen al menos a 8 comunicadores encarcelados.

Sobre esto, Vaca asegura que el Poder Judicial de Nicaragua con su actuación hace ver una labor legítima, importante, como es la labor periodística, como una actuación criminal y esto es algo que contraviene todos los compromisos internacionales relacionados con el derecho a la libertad de expresión.

Este derecho se consagra en el artículo 13 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, pero también se suma un clima de miedo y autocensura que se identifica claramente en Nicaragua.

“Esta es una situación adicional que se suma a un despliegue absolutamente avocado a la censura, en el que nuevamente se instrumenta al Poder Judicial”, dijo Pedro Vaca.

Indica que desde la Relatoría reconocen los esfuerzos que hace la prensa de Nicaragua, los cuales son muy importantes para mantener al día a la comunidad internacional y también a la propia sociedad nicaragüense sobre lo que está ocurriendo.

LEA: Canciller de Costa Rica planteará en OEA crisis migratoria y tema de presos políticos de Nicaragua

Judicialización no permite que la información fluya

A criterio de Pedro Vaca, estos hechos de judicialización focalizada y dirigida a periodistas independientes es algo que no contribuye en absoluto a que fluya más información en Nicaragua y evidencia que en el país no existe ningún tipo de garantías a la libertad de expresión y a la prensa libre.

En cuanto a esto, el representante de la Relatoría especial refiere que esto es una conclusión a la cual se llega después de episodios de ocupación institucional a instalaciones de medios de comunicación, al exilio forzado de un número muy importante de periodistas, al desmantelamiento de varias salas de redacción por cuenta de acción oficial, a la suspensión de frecuencias, incluso a las asignadas a la Iglesia Católica.

“No sólo es un asunto de prensa, es un asunto de  libertad de expresión y libertad religiosa”, subraya Vaca.

VEA ADEMÁS: Costa Rica mantiene preocupación por presencia de tropas rusas en istmo de Centroamérica

Demanda liberación inmediata de periodistas presos

El relator especial considera que el miedo y la autocensura empiezan a ser una regla entre los pocos periodistas independientes a partir de las personas presas políticas vinculadas a la actividad periodística, sobre las cuales, afirma, demandan la liberación inmediata.

“Es un mensaje absolutamente distorsionado de que las personas que ejercen la libertad de expresión con fines de interés público, como es la labor periodística, ejerciendo su derecho estén sometidas a situaciones no sólo de encierro prolongado, sino de profundo aislamiento de entornos familiares con serias restricciones para poder ver a sus hijos, a sus familiares”, enfatiza el relator.

Para Vaca, esta situación, sin duda, aumenta una angustia que no es sólo una angustia de país sobre la concentración de poder, la ausencia de garantías democráticas, sino una angustia en entornos personales y familiares donde el miedo empieza a ser una regla.

“El miedo no es un compañero de la vía democrática”, afirmó.

Agregó que desde la relatoría especial para la libertad de expresión de la CIDH se realiza un monitoreo y análisis de la situación, de la cual consideran que las condiciones de la actividad periodística y el derecho a la libertad expresión en Nicaragua son muy negativas, por tal razón, trabajan para que los distintos actores del sistema interamericano puedan tomarla en consideración.

“Nuestras valoraciones son muy negativas, producto de la documentación rigurosa que se ha venido siguiendo no sólo desde la Relatoría sino también desde el Meseni de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos”, refiere Vaca.

Explica que la documentación y el análisis de la situación de Nicaragua en cuanto a la prensa independiente y la libertad de expresión ha sido contrastada con estándares internacionales de derechos humanos que están a disposición, principalmente, del Estado nicaragüense, del cual siguen esperando e insistiendo en que reconduzca su actuación hacia el cumplimiento de estos estándares pero también del Foro Interamericano de los Estados.

“Esperamos que esta información que diariamente se documenta, se monitorea pueda ser parte de las consideraciones que tengan por hacer los distintos Estados miembros de la OEA”, dijo Vaca.

LEA TAMBIÉN: Álvarez Zamora denuncia secuestro de su familia como “nueva modalidad” de la policía de Ortega

Personas presas políticas en Nicaragua: Una tragedia

En cuanto a la grave situación de todas las personas presas políticas, Vaca afirmó que es lamentable y la calificó como una tragedia en la cual el principal mensaje es exigir su liberación, porque las circunstancias en las que se han dado estas detenciones son absolutamente lesivas para el derecho a la libertad de expresión.

Así mismo indicó que esperan que en este llamado de libertad para los periodistas encarcelados se sumen distintos actores de la comunidad internacional, que no sean solamente los organismos de derechos humanos, porque los ataques a la libertad de prensa, la prensa enjaulada, es también una democracia asfixiada y eso es algo que impacta directamente el diario vivir de los y las nicaraguenses.

Agregó que la Relatoría especial para la Libertad de Expresión de la CIDH rechaza estos hechos e hizo un llamado también a la comunidad internacional a prestar atención sobre el impacto que esto tiene en el presente y en el futuro de Nicaragua.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.