En Nicaragua, una joven con discapacidad intelectual se convirtió en artesana, lo que le ha permitido lograr independencia económica. Sus piezas, que elaboradas a base de yeso y barro, son compradas por nicaragüenses que admiran su talento. Donaldo Hernández con su historia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí