El padre Harving Padilla, de la iglesia San Juan Bautista de Masaya, finalmente logró salir de su parroquia donde permaneció casi 10 días asediado por la policía sandinista, luego que otros sacerdotes designados por el cardenal Leopoldo Brenes, llegaran por él hasta el templo católico.

Nicaragua Actual pudo comprobar que efectivamente el asedio policial a la parroquia y los retenes que rodeaban el templo católico, habían desaparecido desde horas de la tarde de este martes.

Aunque aún no se oficializa el inminente exilio del sacerdote, quien ha sido un crítico a las gestiones del régimen sandinista, se conoce que el grupo de religiosos que medió la salida de Padilla en Masaya fue encabezada por el padre Bismarck Conde, vicario foráneo de esta ciudad.

LEER MÁS: Monseñor Avilés: El cristiano responde con la verdad que molesta a los criminales

Nicaragua Actual ha documentado el continuo asedio y hostigamiento policial que le ha tocado enfrentar a Padilla desde el pasado 14 de mayo, y el propio sacerdote ha expresado que tratan de inculparlo por delitos que no ha cometido, misma excusa que ha utilizado la dictadura sandinista para condenar a más de cuarenta presos políticos en los últimos meses.

Los obispos de Costa Rica y Panamá recientemente se pronunciaron en favor del sacerdote de Masaya, así como la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), en conjunto a la demanda por el respeto al derecho a la libertad religiosa.

LEER MÁS: Monseñor Rolando Álvarez salió de la iglesia Santo Cristo cuando policías despejaron la vía

Junto a Padilla, también el obispo de Matagalpa, Rolando José Álvarez, era hostigado por fuertes despliegues policiales. Sin embargo, este lunes se conoció que Álvarez finalmente  se trasladó a su diócesis, donde aún permanece custodiado por patrullas de policías.

Aunque el obispo de Matagalpa ha seguido con su trabajo pastoral en comunidades lejanas que son atendidas por su diócesis, fuentes cercanas a la iglesia han revelado que en el caso del padre de Masaya, se espera un inminente exilio como resultado de un acuerdo del régimen sandinista con jerarcas de la iglesia católica.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí