Pedro Joaquín González, quien se encontraba prófugo de la justicia luego de matar a su cónyuge, Belinda Alvarado Ortiz, de 39 años de edad, fue capturado este sábado por el sector de La Boquita, zona costera de la ciudad de Diriamba, en el departamento de Carazo.

Luego de 14 días de permanecer prófugo por el femicidio, agentes de la guardia sandinista lo capturaron en la comunidad costera de Masapa, cercana a las costas del balneario La Boquita.

Belinda Alvarado Ortiz, falleció la tarde del 25 de diciembre en el hospital de la ciudad de Jinotepe, luego de haber recibido una fuerte golpiza de parte de su cónyuge González cuando la víctima se encontraba en su vivienda en la playa de Huehuete de Jinotepe.

Inicialmente el femicida negó los señalamientos y aseguró que ella había intentado suicidarse tomándose una pastillas de curar frijol, pero luego se vio descubierto y huyo en una lancha con rumbo desconocido.

Familiares de la víctima refirieron que la Policía de Jinotepe les comunicó este sábado que ya habían detenido a González.

“La Policía de Jinotepe nos llamó para informarnos que lo habían detenido en La Boquita, específicamente en el sector de Masapa y a partir de ese momento, un grupo de la familia se trasladó a la estación para demandar justicia”, afirmó una sobrina de Alvarado.

Refirió que al momento de su captura, González manifestó que él no tenía nada que ver con el crimen y que hasta había visitado, recientemente, el sector costero de Huehuete, sin problemas.

LEER ADEMÁS: Mujer muere por golpe propinado por su cónyuge en Carazo

“Eso es falso, porque si realmente hubiese venido a Huehuete la gente lo hubiera linchado, porque están indignados por la muerte de mi tía”, explicó la joven.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.