Diversas reacciones empiezan a divulgarse por diversos canales, tras la expulsión de Nicaragua por parte de la dictadura de Daniel Ortega, del las religiosoas Misioneras de la Caridad de Madre Teresa de Calcuta.

“En el día de hoy 27 de junio, las hermanas Misioneras de la Caridad, fundadas por Santa Teresa de Calcuta, fueron expulsadas de Nicaragua, dejando atrás sin ayuda a todos los ancianos que cuidaban. ¡Que tragedia e insensibilidad de las autoridades! ¡Oremos!!”, publicó la noche de este lunes en su cuenta de twitter el sacerdote Roberto Medina, un arzobispo de Puerto Rico.

PUEDES LEER: Christian Nodal rompe en llanto en pleno concierto tras críticas en su contra

El pasado viernes 24 de junio, el régimen de Ortegal utilizó los “buenos oficios ” del Ministerio de Gobernación, ordenando el cierre de otras 101 Organizaciones No Gubernamentales, entre ellas la Asociación Misionera de la Caridad de la Orden Madre Teresa de Calcuta.

Tras la cancelación de la personería jurídica de estas otras 101 asociaciones sin fines de lucro, se eleva a 758 los ONG, que han sido declaradas ilegales, ya sea vía decreto legislativo o con disposiciones administrativas del Ministerio de Gobernación.

El sitio digital Religión en Libertad, en su sección América Latina publicó un artículo titulado: Ortega ordena expulsar a las Misioneras de la Caridad de Nicaragua: la Iglesia, en su punto de mira.

“Daniel Ortega, el gobernante que tiraniza al pueblo de Nicaragua, ha convertido  a la Iglesia Católica en su gran objetivo por el posicionamiento que realizó en el país a favor de los más débiles y la justicia durante estos últimos años. Durante este tiempo, ha calumniado a obispos y sacerdotes, siendo además algunos de ellos víctimas de los grupos sandinistas protegidos por el presidente”, señala parte de la publicación.

La cancelación  de la Asociación Misioneras de la Caridad y de las otras 100 ONG fue propuesta el pasado viernes con carácter de urgencia por el diputado sandinista Filiberto Rodríguez, a petición de la oficina de control y registro de asociaciones sin fines de lucro del Ministerio de Gobernación, y el tema está previsto a ser discutido en el parlamento esta semana.

Según el régimen de Ortega, las Misioneras de la Caridad han incumplido con sus obligaciones legales, conforme a legislaciones vigentes, referentes al lavado de activos el financiamiento al terrorismo, así como el financiamiento a la proliferación de armas de destrucción masiva.

El Ministerio de Gobernación asegura que las Misioneras de la Caridad no estaban  acreditadas por el Ministerio de la Familia para funcionar como guardería o centro para el cuido de niños y ancianos, y tampoco tenían permiso por parte del Ministerio de Educación para realizar el reforzamiento de aprendizaje escolar.

Además, el gobierno alega que la orden de religiosas lleva varios años sin reportar activos fijos y sin dar ningún tipo de control de las diferentes actividades de su sede, que funcionaba en la ciudad de Granada, donde además funcionaba un hogar de niñas, un comedor, una guardería y un centro de reforzamiento de aprendizaje.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.