La encuestadora sandinista M&R Consultores, mediante su reciente encuesta negó que en Nicaragua la dictadura de Daniel Ortega reprimiera la libertad religiosa, un derecho universal fundamentado en la Constitución Política del país.

Según Raúl Obregón, director de M&R Consultores, la encuesta “Sistema de Monitoreo de la Opinión Pública Nicaragüense (SISMO) edición 70” concluye que en el país existe la libertad religiosa al registrar que el 99% de los nicaragüenses practican una religión, y el 70% asisten a cultos, misas y otras actividades.

LEA TAMBIÉN: “Respete la libertad de la iglesia católica” demanda el cardenal de Guatemala a Ortega

Obregón, señalado de operar bajo los intereses políticos de Ortega al alterar las cifras de sus encuentras donde agrega alta popularidad para el dictador nicaragüense, aseguró que “otros elementos de cancelación no están calando” y cree que esto no “afecta la libertad religiosa”, en referencia a la negativa del régimen sandinista de prohibir las procesiones a la iglesia católica.

Políticas de Ortega que evidencian represión religiosa en Nicaragua

Desde hace meses la dictadura de Daniel Ortega adoptó medidas represivas en contra de la Iglesia católica, tras amenazas con cárcel a sacerdotes y obispos. Operadores sandinista alegaron que no existe inmunidad para los jerarcas católicos cuando se trata de procesos por delitos graves.

El pasado 19 de agosto, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó la escalada represiva en contra de integrantes de la Iglesia Católica en Nicaragua por parte de la policía sandinista y demandó al Estado a cesar de inmediato estos actos.

La persecución empezó este año con la condena por delitos comunes del párroco de Nandaime, en Granada, el padre Manuel Salvador García Rodríguez, y el cura José Leonardo Urbina Rodríguez, párroco de la Iglesia Perpetuo Socorro de la ciudad de Boaco.

Exilio de sacerdotes y secuestro de un obispo

A inicios de agosto, la Diócesis de Matagalpa recibió la catastrófica noticia del cierre inmediato de siete radioemisoras por orden del Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos (Telcor), que acabó con el asedio y secuestro del padre Uriel Vallejos de la Iglesia de Sébaco, quien salió al exilio por amenazas en su contra.

LEA TAMBIÉN: CIDH condena represión y detención de integrantes de la Iglesia Católica en Nicaragua

Posteriormente, las políticas de Ortega trascendieron límites incontrolable para la jerarquía católica de Nicaragua, al registrar decenas de sacerdotes exiliados debido al hostigamiento de paramilitares y operadores políticos que amenazaban con prisión a los religiosos, mientras la policía mantenía secuestrado a Monseñor Rolando Álvarez y tres sacerdotes junto a dos seminaristas y laicos, en la Curia Episcopal.

El pasado mes de septiembre, medios locales de Honduras informaron que al menos unos 50 sacerdotes nicaragüenses solicitaron refugio en ese país y Costa Rica tras su salida del país por  represión y el hostigamiento a su labor espiritual.

Obispo secuestrado

A finales de mes pasado, el joven sacerdote Erick Díaz, quien servía en la Diócesis Media de la parroquia de San José Obrero en El Tuma-Las Dalia, municipio de Matagalpa, publicó en su cuenta personal de Facebook que se vio obligado a irse al exilio ante el acoso, persecución y amenazas de cárcel por parte de policías de la guardia sandinista.

Recientemente, la justicia sandinista acusó a los sacerdotes y seminaristas que estuvieron secuestrados con el obispo de Matagalpa, por los supuestos delitos de “traición a la patria” y “propagación de noticias falsas”, mientras se desconoce el paradero y las condiciones físicas en las que se encuentra actualmente monseñor Álvarez.

Hasta ahora, la Unión Europea y la Organización de Estados Americanos (OEA) han condenado la persecución religiosa en el país mediante la aprobación de resoluciones que exigen a Daniel Ortega el cese inmediato de las políticas represivas en contra de la Iglesia católica.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.