Los embajadores de varios países como Estados Unidos, Costa Rica, Uruguay y Panamá reaccionaron sorprendidos y conmocionados por la valentía del embajador nicaragüense en la OEA, Arturo Macfields en denunciar a la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo.


“Todos quedamos conmovidos por lo que oímos esta mañana” dijo el embajador de Canadá Hugh Adsett en la OEA y agregó que felicitaba a Mcfields por esa decisión tan difícil.

Estas declaraciones la dan luego de que el representante permanente de Nicaragua ante la OEA, Arturo McFields donde denunció a la dictadura Ortega-Murillo por todos los presos políticos, los asesinados desde el 2018, a todos los civiles y militares, de aquellos que hoy son obligados a llenar plazas y repetir consignas, porque si no lo hacen pierden su empleo.

“De que Arturo tiene mucho interés en la situación de su país y sobre todo sus amigos y su familia y las personas de esta organización, de manera que mis palabras en esta mañana son de apoyo a él pero también son palabras de respaldo para otros activistas de derechos humanos de Nicaragua y otros que han estado luchando valerosamente por convencer al gobierno de Nicaragua en la necesidad de hacer verdaderos cambios en beneficio del pueblo de ese país”, dijo Hugh Adsett .

Por su parte Alejandra Solano embajadora de Costa Rica dijo en esta sesión que han sido testigos de un hecho histórico en el seno de la OEA y que le agradecía la valentía de levantar la voz en nombre del pueblo nicaragüense y de los presos políticos.

“Esperamos que esto sea un despertar, un amanecer de una nueva fase de Nicaragua y que como comunidad internacional respaldemos y continuemos apoyando la libertad de expresión, el estado de derecho, la defensa y promoción de los derechos humanos y el retorno de la democracia”, dijo la señora embajadora de Costa Rica.

Estados Unidos a través de su embajador Bradley A. Freden manifestó “Quiero felicitar a mi amigo y colega Arturo Macfields por su valiosa postura que nos ha expresado hoy, se que es un patriota nicaragüense, sospecho que no ha dudado entre su patriotismo y su opiniones sobre la importancia de sostener los derechos humanos y la democracia de su país, me parece que ha optado por la vía correcta”.

Mientras que el embajador de Uruguay, él señor Whashintog Abdala dijo que sentía respeto por las palabras de Arturo.

“Yo solo tengo palabras de respeto por lo que acaba de hacer el embajador de Nicaragua, primero porque ha calificado a su país de dictadura situación en la que coincidimos, segundo porque estoy consciente de los riesgos, peligros y asechanzas que eso le acarrea desde este mismo momento y eso me parece un tema que no solo le pertenece a él sino a todos y tercero porque los que estamos luchando desde hace tiempo porque los ejercicios de democracia existan en la región de manera sustantiva, real y cuando pasan estas cosas cuando se suscitan estos acontecimientos de manera impactante tenemos que ser solidarios, comprometidos, frontales, trabajadores, activos, extendiendo la mano de este hecho histórico como está siendo el embajador de Nicaragua”, puntualizó el embajador de Uruguay.

McFields en sus declaraciones agregó que días antes de que la dictadura tomara la decisión de salirse de la OEA, sostuvieron una reunión en cancillería junto a un grupo de asesores, en donde según Macfields, sugirió que se considerara liberar al menos unos 20 presos políticos de la tercera edad y unos 20 reos comunes cuya salud merecía consideración.

“Yo les dije que esto fuera humanitario y políticamente inteligente, ya que nadie debe de morir en la cárcel y al menos siendo inocente o por falta de atención médica adecuada o no tener atención médica adecuada, pero nadie me hizo caso”, aseguró el embajador nicaragüense.

En sus declaraciones Macfields resaltó que el régimen no permite que nadie hable, por lo cual esto ha superado sus capacidades.

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí