Ante la negativa del gobierno de Managua de aceptar el nombramiento de Hugo Rodríguez como nuevo embajador de EEUU ante Nicaragua, la Administración Biden ha decidido mantener a su actual representante, Kevin Sullivan, al frente de la misión diplomática, según confirmó a la Voz de América un portavoz del Departamento de Estado.

Luego de que Managua retirara el “placet” a Rodríguez, tras acusarlo de “injerencista” por declarar en el Congreso que presionaría a la administración del presidente Daniel Ortega para que se restaure la democracia en el país centroamericano, Washington ha decidido mantener a Sullivan para “continuar al frente de nuestra misión mientras evaluamos la situación”, dijo el portavoz.

“La llegada de un embajador requiere que el gobierno anfitrión acepte sus credenciales para poder desempeñar funciones oficiales en el país de destino”, agregó el funcionario estadounidense, algo que no ha ocurrido con la administración del presidente Ortega, quien ha reiterado en diversas ocasiones su negativa a la llegada del nominado del presidente Biden.

Según el portavoz, para el gobierno estadounidense, el mantener una misión diplomática en pleno funcionamiento y comprometida en Managua, “es importante para promover nuestros intereses mutuos con Nicaragua”.

Por lo tanto aseguraron que planean mantener la presencia diplomática en Nicaragua “para proteger a los ciudadanos estadounidenses y apoyar al pueblo nicaragüense a fortalecer sus instituciones democráticas y su rendición de cuentas, promover el crecimiento económico y promover los derechos humanos”, expresó el Departamento de Estado a la VOA.

El gobierno estadounidense concluyó asegurando que las acciones del gobierno de Ortega con respecto a las misiones diplomáticas de Estados Unidos, “socavan aún más los intereses del pueblo nicaragüense”.

El cargo de embajador de Washington en Managua lo ocupa Kevin Sullivan desde 2018, año en que estallaron las protestas contra Ortega.

Sullivan tampoco ha escapado de las críticas de Ortega por la postura crítica de Estados Unidos contra su administración, que le ha impuesto un buen número de sanciones por violaciones a los derechos humanos.

En octubre de 2021, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua pidió que Sullivan cesara “sus ataques encubiertos” y dijo que era “ejemplo de la continua, perversa, detestable injerencia invasora de los Estados Unidos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.