La vicedictadora de Nicaragua Rosario Murillo, asegura que realizan las diligencias de rigor con funcionarios de la dictadura de Venezuela, para repatriar los 13 cadáveres de las personas migrantes venezolanas que murieron la noche del 27 de julio en un violento accidente de tránsito, en una carretera de Estelí, al noreste de Managua.

Un total de 16 personas perdieron la vida cuando el conductor de un bus, quien según testigos viajaba a exceso de velocidad, pierde el control del vehículo hasta caer a un abismo, al bajar sobre la conocida cuesta de la Cucamonga, al noreste de la ciudad de Estelí, cuando se dirigía hacia Condega.

PUEDES LEER: Niña venezolana de 3 años sobreviviente del accidente en La Cucamonga en resguardo del Gobierno

De las 16 personas muertas, hasta la fecha se confirma que 13 eran personas migrantes originarios de Venezuela, dos cuerpos aún están sin identificarse, mientras se confirma la muerte del nicaragüense Lorenzo Alberto Mejía Leiva, originario de Boaco.

“A los hermanos venezolanos que desgraciadamente también fallecieron y sus cuerpos se trasladaron y están en el Instituto de Medicina Legal, estamos aguardando los contactos el gobierno venezolano, con los familiares, para conocer sus disposiciones, siempre hay que esperar qué dicen, qué piensan los familiares para hacer el traslado a su tierra natal”, dijo Murillo.

Los cadáveres de las personas migrantes permanecen en la morgue del Instituto de Medicina Legal de Managua, en espera de que Nicaragua y Venezuela hagan las gestiones respectivas para su repatriación.

Chofer de bus conducía de forma irresponsable

Murillo envia  condolencias a los familiares de las víctimas del fatal accidente, y destaca que el bus era conducido “por una persona que lamentablemente, conducía de manera irresponsable”.

“Desconoció incluso las señales de tránsito en un lugar tan delicado, tan peligroso como ese, iba a alta velocidad, se estrelló contra vehículos, contra las señales de protección que hay allí para contener cualquier tragedia”, destaca Murillo.

TE PUEDE INTERESAR: “El bus daba vueltas sin cesar”: la tragedia que costó la vida a 16 migrantes en Nicaragua

Además Murillo agrega “queremos reiterar todas las recomendaciones, exigencia a estos conductores de estas unidades de transporte para observar todas las normas de tránsito y en primer lugar también nuestra solidaridad, nuestras condolencias, pésame a las familias que hoy lloran la ausencia de sus seres queridos”.

Una de las niñas venezolanas, de tres años de edad, sobreviviente de la tragedia, permanece bajo resguardo del Ministerio de la Familia, luego de que sus padres murieran en el brutal accidente.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.