Este lunes la dictadura sandinista organizó un acto político de supuesta reinauguración de la Universidad Nacional Casimiro Sotelo, donde fungió la extinta Universidad Centroamericana (UCA) que fue expropiada a los jesuitas en agosto pasado, para dar inicio con el proceso de prematrículas del año lectivo 2024.

Este recinto universitario que fue bastión de resistencia y fruto de la libertad de expresión y protesta en el país desde 2018, lleva más de tres meses sin dar señales de “levantar cabeza” al permanecer cerrada tras varios intentos de la rectoría para iniciar con las clases, sin embargo no ha sido posible por la falta de cuota suficiente de estudiantes.

LEA TAMBIÉN: Dictadura de Ortega celebra su salida de la OEA: “ya no somos miembros de ese infame organismo”

Ahora para 2024, la Casimiro Sotelo prevé arrancar su primer ciclo lectivo en la historia con una matrícula de aproximadamente 5 mil estudiantes como lo hacía la extinta UCA, sin embargo, en los últimos meses ha quedado demostrado la incompetencia de la dictadura para echar andar su proyecto político con esta nueva universidad de carácter “gratuito”, minimizando la calidad educativa de la universidad jesuita.

Según las nuevas autoridades universitarias, quienes fueron impuestas por la jefatura del Consejo Nacional de Universidades (CNU) controlado por Ortega y Murillo, la Casimiro Sotelo abrirá sus puertas desde este próximo 27 de noviembre hasta el 6 de diciembre de 2023 para llevar a cabo el proceso de prematrículas para las 15 carreras que ofertará en economía, ingeniería y humanidades.

Dictadura no cobrará prematrículas, ni matrículas

Cabe señalar que recientemente el CNU informó que aproximadamente 180,220 estudiantes de las universidades en poder del Estado, entre ellas las universidades confiscadas desde 2022 y la Universidad Casimiro Sotelo, “no pagarán prematrícula, ni matrícula, ni mensualidad durante el año académico” 2024.

El comunicado del CNU con fecha de este pasado domingo 19 de noviembre, justificó la decisión de no cobrar costo de prematrículas y matrículas debido al supuesto “crecimiento económico” que ha experimentado el país en medio del alto costo de vida, que queda evidenciado en el incremento de la migración forzada al extranjero en busca de mejores oportunidades laborales.

LEA TAMBIÉN: EEUU llama a Guatemala y Nicaragua a “no subestimar” el poder de la diplomacia

Las universidades a las que aplica dicho cambio son; UNAN-León, UNAN-Managua, UNI, UNA, URACCAN, BICU, UNIAV, y los recintos robados de la Universidad Nacional Francisco Luis Espinoza Pineda, Universidad Nacional Politécnica, Universidad Nacional Multidisciplinaria Ricardo Morales Aviles y la Universidad Nacional Casimiro Sotelo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.