El Organismo de Investigación Judicial OIJ, de Costa Rica confirmó este lunes la detención de un ciudadano de origen chino, dueño de las tiendas SYR donde se cometieron agresiones físicas en contra de dos trabajadoras de origen nicaragüense.

El chino tiene 26 años y según esta institución es de apellido Lin, quien es el propietario de las tiendas SYR en Costa Rica, las cuales ya fueron intevenidas, allanadas y clausuradas por las autoridades costarricenses.

Lin tenía una orden de captura que fue girada por la Fiscalía del Primer Circuito Judicial de San José.

El viernes 18 de noviembre, la Policía Profesional de Migración de Costa Rica y otras autoridades policiales, realizaron un operativo interinstitucional en la cadena de tiendas de ropa SYR, de donde recibieron denuncias de agresiones violentas a sus colaboradores.

Tortura ocurrió en agosto, pero
se conoció por el video viral

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y la Inspección Laboral del Ministerio de Trabajo iniciaron una investigación sobre el caso de dos trabajadoras que fueron víctimas de torturas dentro de la tienda el 14 de agosto de este año.

No obstante el caso se conoció hasta la semana anterior la hacerse viral un vídeo difundido en redes sociales donde se puede apreciar cuando otras empleadas de la tienda tienen de rodillas a las víctimas y las están golpeando con tubos de metal, mientras otras compañeras solo ven y no intervienen.

Este 18 de noviembre las autoridades costarricenses informaron sobre la intervención de las tiendas SYR con el fin de verificar la situación migratoria en la que se encuentran las personas extranjeras que laboran en dichos negocios.

“Hasta el momento se ejecutado el control migratorio a 35 personas, quienes son de nacionalidades china, nicaragüense, venezolana y hondureña”, reportaron las autoridades en un comunicado oficial.

Las dos mujeres que aparecen en un video viral recibiendo torturas con tubos metálicos por órdenes de sus empleadores, en una de las tiendas SYR de venta de ropa en Costa Rica, son nicaragüenses, están embarazadas y lo estaban desde el momento de la agresión en agosto.

“Las dos están embarazadas, una tiene casi cuatro meses y la otra tiene más de los cuatro meses de embarazo, ya esta información la tiene el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), tienen una copia de los controles prenatales de sus embarazos”, expresa el padre de una de las mujeres agredidas, empleadas de las tiendas SYR, quien brindó un amplio testimonio a un canal de televisión local, bajo la condición de anonimato.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.