Después de un silencio prolongado por parte de la dictadura sobre el rumbo económico del país, decidieron quitarse el “bozal” y brindar algunos datos que aunque tratan de maquillarlos no son nada alentadores.

El presidente del banco central afirmó que la economía nicaragüenses tendrá una caída del 4.5% en este 2020 y se lo atribuye a los efectos de la pandemia del COVID-19, pero se limitó a brindar proyecciones económicas para el próximo año.

“Con respecto a Nicaragua el producto interno bruto correspondiente al primer trimestre del 2020 reflejó un crecimiento del 1.7% al mismo tiempo la tasa de desempleo abierto disminuyó para ubicarse en un 4.8 % no obstante en marzo se comenzaron a sentir algunos efectos económicos de la pandemia principalmente en algunos flujos externos lo que afectó el desempeño económico y las perspectivas a corto plazo, como resultado el segundo semestre el PIB registró una reducción del 7.9%” explicó el presidente del BCN.

Ovidio Reyes dijo que la economía venía en recuperación en los tres primeros meses del año, pero tuvo un declive a inicios de abril a raíz de la llegada de la pandemia del COVID-19 y dice que en el tercer trimestre ha vuelto una supuesta recuperación, aunque otros estudios dicen todo lo contrario.

“Durante el primer trimestre la economía mantuvo la trayectoria económica que se venía observando desde a mediados del 2019, sin embargo en el segundo trimestre se manifestó directamente el impacto del COVID-19 a través de la reducción del comercio y de la producción mundial 0203 La que afectó en Nicaragua en las actividades económicas relacionadas con el sector turísticos, hoteles y restaurantes y de servicios en general” dijo Reyes.

Otro de los datos que precisó el presidente del banco central es que ha habido una recuperación de empleos pero no dio cifras e indicadores de su aseveración

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí