Organismos de Derechos Humanos se encuentran en alerta ante la apertura de “un proceso de investigación” que Daniel Ortega y Rosario Murillo han ordenado ejecutar a través de su policía sandinista en contra de Monseñor Rolando Álvarez obispo de Matagalpa.

El Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más refirió que “con estas acciones el régimen Ortega Murillo inicia un proceso de criminalización que amenaza gravemente la libertad personal y la condición de obispo de monseñor Álvarez al impedirle ejercer su labor pastoral”.

Este organismo desde el exilio condenó la nueva agresión contra este pastor que ha estado desde siempre al lado del pueblo y dijo que “desde la semana pasada la persecución contra la iglesia católica se ha incrementado con los cierres de las radios de la Diócesis de Matagalpa, el asedio por varios días en contra del padre Uriel Vallejos, en Sébaco y ahora intimidan a monseñor Álvarez quien permanece junto a sacerdotes y laicos en la curia arzobispal matagalpina rodeado de antimotines que le impiden salir equivaliendo a un ilegal arresto domiciliar”.

Por su parte el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos advirtió que el régimen a través de su comunicado no solo amenaza a Monseñor Álvarez, sino que la amenaza es colectiva”.

“Las personas investigadas se mantendrán en sus casas”. ¿Qué otras personas? ¿Se refieren al pueblo de Nicaragua? ¿Silenciarán a quienes quieran apoyar a la iglesia?”, se pregunta el Cenidh.

En su comunicación el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos dicen que estarán vigilantes y denunciando ante organismos internacionales de DDHH estás acciones agresivas.

“El riesgo de que secuestren a Monseñor es inminente, NO PODEMOS DEJARLO SOLO. Responsabilizamos al régimen Ortega Murillo de lo que pueda ocurrirle”, alerta el Cenidh.

La dictadura de Daniel Ortega a través de la Policía sancionada confirmó la tarde de este viernes que Monseñor Rolando José Álvarez, obispo de la Diócesis de Matagalpa, permanecerá bajo prisión domiciliar mientras es investigado por supuestamente incitar al “odio en contra de la población”.

Horas después en un comunicado la Policía Sandinista aseguró que el obispo de Matagalpa, quien permanece asediado por agentes antidisturbios desde el pasado miércoles, “está intentando organizar grupos violentos, incitándolos a ejecutar actos de odio en contra de la población”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.