La comunidad de docentes del sistema público en Nicaragua está siendo obligada a recibir un diplomado sobre las leyes aprobadas por el régimen sandinista, Ley 1042 y Ley 1055, Ley de Ciberdelitos y Ley de Soberanía, respectivamente, así lo denunció el profesor Gabriel Putoy, de la Unidad Sindical Magisterial (USMN), en una entrevista brindada a Nicaragua Actual.

Parece ser que la dictadura de Daniel Ortega camina apresuradamente para completar su plan de control político, no sólo desde las instituciones judiciales, sino también en los docentes del país, quienes ahora son obligados y amenazados con las leyes que el régimen ha utilizado para condenar a más de dos centenas de opositores.

LEA TAMBIÉN: Previo al inicio de clases entrenan a maestros para bajar línea política del FSLN

El profesor Putoy indicó que la dictadura a través de la Universidad Abierta en Línea de Nicaragua (UALN) y el Consejo Nacional de Universidades (CNU), ambos controlados por el régimen, ha dispuesto de forma obligatoria el inicio de un «diplomado» todos los sábado sobre las leyes mordaza, 1042 y 1055, con el fin de advertir a la comunidad educativa que si infringen dichas leyes podrían engrosar la lista de prisioneros políticos del país.

Dictadura busca «manipular» a docentes

Para el profesional en carrera docente, no se trata de oponerse a un proceso de aprendizaje y capacitación del sistema educativo del país como lo establece la Ley 114, sino de que el plan del régimen es extender su brazo represor hasta los rincones del país, hasta donde las escuelas tienen acceso, con el fin de completar su plan de control absoluto y partido único en Nicaragua.

«Los maestros estamos siendo sometidos a un diplomado, que no nos oponemos en realidad (…) pero está promoviendo una advertencia, una amenaza, a los docentes al decirle ‘si vos quebrantas la Ley de ciberdelitos te vamos a meter a la cárcel, tenemos encarcelados sacerdotes y podemos completar con ustedes los docentes'», alegó Putoy.

El opositor exiliado reconoció que los docentes están obligados a mantener sus conocimientos actualizados en materia científica», pero en este caso las capacitaciones son en base a temas políticos, infringiendo la Ley de Carrera Docente. Sin embargo, negarse a participar de este diplomado es sinónimo de rebeldía para la dictadura; lo que se traduce en exilio o cárcel para el maestro.

A su criterio, este diplomado intenta «manipular» a los docentes para convertirlos en «instrumentos del partido de gobierno (FSLN)».

«Los maestros se sienten amenazados, no están siendo actualizados en sus conocimientos, sino que se siente asediados, amedrentados y amenazados por agentes de la dictadura que llegan a través de ANDEN a capacitar bajo el tema de capacitación pero al final es simplemente amenaza», reiteró Putoy.

Agentes políticos dirigen diplomados

La USMN ha confirmado que los diplomados están siendo abordados por agentes políticos de la dictadura. Durante las primeras sesiones de la titulación, los encargados de impartir los talleres no se presentan ni argumentan aptitudes académicas para desarrollar la temática.

LEA TAMBIÉN: Irán promete ayudar a Ortega pero omite referirse en cómo será la cooperación mutua

Incluso, en algunos departamento y municipios del país, se logró identificar a capacitadores políticos de la Asociación Nacional de Educadores de Nicaragua (ANDEN) dirigiendo los diplomados, según la USMN.

Putoy denunció que los operadores políticos del régimen están usurpando el cargo de académicos para desarrollar los talleres con un lenguaje político en forma de amenaza y de advertencia para la comunidad educativa.

«Hemos investigado y hemos dado que son personas del partido de gobierno que a través de ANDEN y vestidos con la camisa de docente, tratan de llegar soberbiamente con un lenguaje partidario a amenazar a los maestros», agregó Putoy.

Material de trabajo para el diplomado de los docentes del país. Foto: Nicaragua Actual

Docente exige capacitaciones de calidad

Para el docente Gamaliel Chávez, quien es encargado de comunicación de la Directiva de la USMN, el Ministerio de Educación (Mined) debería priorizar el fortalecimiento de «las estrategias pedagógicas de los docentes» y que se vea reflejada en las aulas de clases con enseñanzas más eficientes que aseguren la calidad educativa del sistema público del país, y no perder el tiempo en talleres político.

Sin embargo, contempló que el silencio es la mejor alternativas para muchos maestros que no coinciden con las nuevas políticas del sistema de educación público, controlado por la dictadura, debido a que alzar su voz en demanda y exigencia de una calidad educativa podría costarle su trabajo, y peor aún, su derecho a vivir dentro del país.

LEA TAMBIÉN: “Estos demonios lo pagarán caro”: nicaragüenses en el exilio exigen a Ortega poner fin a su cruzada contra la Iglesia

«En virtud de estas capacitaciones, se deberían hacer capacitaciones que permitan innovar de forma tecnológica a los docentes porque estamos en el siglo XXI, en la era de la tecnología, y debemos asociar los avances tecnológicos con la educación», indicó Chávez.

«El docente no habla y se queda callado por temor a represalias por parte del gobierno», finalizó Chávez.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.