El bien más valioso de cualquier país en el planeta no son las minas, ni las exportaciones, ni los recursos naturales que posee, sino su gente, las familias, y actualmente este recurso humano está abandonando el país, por decenas de miles de nicaragüenses, en una oleada de migración sin precedentes, de la que Daniel Ortega, desde su trono de dictador, seguro contempla hasta con satisfacción.

¿Quiénes son las personas que emigran? ¿Hacia dónde están huyendo y por qué? La mayoría de las personas que están decidiendo emigrar provienen de zonas rurales y pequeños poblados abanonados históricamente por todos los gobiernos, son personas pobres desesperadas por mejorar sus condiciones de vida y las de sus familias.

PUEDES LEER: Represión y acoso de la dictadura de Ortega cambió las razones de la migración en Nicaragua

«La migracion masiva de miles de nicaragüenses es un tema que la dictadura Ortega-Murillo observa con indiferencia y posiblemente con satisfacción, pues al abandonar las personas el país, disminuyen las tensiones sociales e irónicamente el régimen se beneficia con el incremento de las remesas, que a mitad de este año, ya representaban más de 1,200 millones de dólares», señala en su edición número 166, el boletín del suplemento de análisis político del centro de Estudios Transdisciplinarios de Centroamérica (Cetcam).

Estos millones de dólares en remesas alivian la situación de más de 700,000 familias y benefician las reservas internacionales de la dictadura sandinista. Ortega nunca menciona a los emigrantes en sus discursos y no muestra ninguna empatía con esas familias desesperadas, simplemente no le importa su tragedia, asegura el estudio de la Cetcam.

Pérdida de capital humano incalcubale

A las filas de los emigrantes de zonas rurales también se han unido centenares de profesionales de distintas disciplinas: Periodistas, abogados, maestros, médicos, ingenieros, enfermeros, y muchas más.

«El país está perdiendo mano de obra y personal calificado en quienes, sus familias y el mismo Estado invirtieron ingentes cantidades de dinero para desarrollar sus talentos y tener la posibilidad de una vida mejor. El impacto de esta pérdida de capital humano en el futuro desarrollo del país es incuantificable», indica el estudio de la Cetcam.

Históricamente, las razones de la migración de los nicaragüenses eran la falta de oportunidades y la búsqueda de una vida mejor; sin embargo, desde el 2018 miles de personas huyen de la represión, las violaciones a los derechos humanos, la persecución y el acoso de la dictadura de Daniel Ortega , que no tolera la disidencia o pensar diferente.

En definitiva, actualmente los nicas huyen de su país por el clima opresivo impuesto por el régimen de Ortega que ha convertido el país en una cárcel gigantesca, donde prevalece la incertidumbre en el futuro.

Migracion apunta al norte

Los flujos migratorios hacia Estados Unidos han tenido un comportamiento similar al de la vecina Costa Rica, donde se combinan las razones económicas con las políticas en las motivaciones.

Hasta el año 2017, muy poco se escuchaba de detenciones de nicaragüenses en la frontera sur de Estados Unidos con México. Para 2021 la situación cambió significativamente y en enero de ese año fueron interceptadas 3,692 personas.

La cifra aumentó en los meses subsiguientes hasta sumar 71,667 nicaragüenses en noviembre dl 2021; una cifra superior a las solicitudes de refugio recibidas por Costa
Rica en ese mismo año.

Sumando los detenidos en México antes de llegar al Río Bravo, los que lograron infiltrarse a territorio norteamericano y los que entraron legalmente a Estados Unidos, el total de migrantes se estima entre 90 y 100 mil personas.

MÁS NOTICIAS: Periodistas exiliados preocupados más por “auge del autoritarismo en la región” que por asedio a la prensa

En abril de 2022 habían sido detenidos en la frontera 53,714 inmigrantes nicaragüenses, a razón de casi 13,000 personas por mes. Si esta tendencia se mantiene, los migrantes superarán fácilmente las cifras del 2021 y podrían llegar a los 150,000.

Por otra parte, si se suman las cifras de los que emigraron a Costa Rica y Estados Unidos en el 2021 resulta que ese año abandonaron el país entre 125,000 y 150,000 personas.

A esos datos se tendrían que agregar los de los nicaragüenses que emigraron a otros países de Centroamérica, así como México y España.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.