Estudiantes de la Universidad de Camagüey “Ignacio Agramonte Loynaz”, en Cuba, protagonizaron fuertes protestas dentro del recinto académico en demanda del suministro de electricidad y agua luego de permanecer más de 12 horas sin este servicio público.

Al grito de “agua y corriente” y “pongan la corriente pinga”, la comunidad universitaria de este instituto público se levantó en protesta la tarde de este martes. En redes sociales circulan algunos videos en los que se observan a jóvenes alzando su voz en demanda por los interminables apagones a los que está sometido el país.

LEER MÁS: Gobierno de EE. UU. impone sanciones en respuesta a la represión de las protestas en Cuba

Personas cercanas a la universidad pública han confirmado a medios locales que la protesta se originó tras 16 horas sin este servicio en la zona y varias partes del país, como consecuencia de la severa crisis de combustible y averías en las termoeléctricas.

“Jóvenes cubanos perdieron el miedo (…) protestan masivamente por la falta de electricidad y agua“, escribió en twitter la periodista cubana, Yusnaby Pérez.

Temen represalias del régimen cubano contra la acción de protesta de estudiantes

La organización cubana que trabaja en defensa de los derechos humanos, Cubalex, confirmó en su cuenta oficial de twitter que las protestas se originaron en la Universidad Camagüey, una de las instituciones académicas más criticadas en el país por las masivas expulsiones de estudiantes por razones políticas.

A la vez, aseguró que “estaremos pendientes de cualquier represalia que se tome contra los estudiantes”, ante el control del régimen cubano que gobierna la isla desde hace más de 60 años.

Algunos reportes en redes sociales confirmaron que el recinto ya ha sido tomado en horas más tarde de la noche por las autoridades de la universidad y la policía del régimen para evitar el despliegue de más protestas.

Según el periodista José Raúl Gallego, quien fungió como profesor en esta universidad por más de ocho años antes de irse a México, la mayoría de estos estudiantes “viven en condiciones bastante deplorables”.

“Ventanas amarradas con sogas a las literas, salideros, mala iluminación, falta de transporte, colchones y literas en muy mal estado, unas pocas horas de agua al día, alimentación pésima y les impiden tener en los cuartos hornillas eléctricas porque cuando las conectan el cableado se sobrecarga y se va la luz”, señaló gallego en su perfil de Facebook.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.