Hoy se cumplen cuatro años del asesinato de Rayneia Gabrielle da Costa Lima, joven brasileña, estudiante de medicina de la Universidad Americana (UAM) que falleció a manos de un paramilitar del régimen Ortega-Murillo en el contexto de las protestas ciudadanas del 2018.

La Asociación Madres de Abril (AMA) recordó la muerte de la joven brasileña y demandó nuevamente al Estado de Nicaragua se haga justicia por su asesinato. “Hoy, a cuatro años de su asesinato, continuamos exigiendo verdad y justicia”, exigieron en su página oficial.

“Amorosa, estudiosa y de gran sensibilidad por los necesitados, y desamparados”, así fue recordada la estudiante de medicina por las Madres de Abril.

Rayneia fue asesinada en Managua la noche del 23 de julio de 2018 cuando conducía por el sector del Reparto Montserrat; una zona super vigilada por la Policía después de que estudiantes permanecieran atrincherados en las universidades cercanas.

LEER MÁS: Marlon Sáenz “El Chino Enoc” es hospitalizado en estado grave

Los vecinos del sector dijeron que se escuchó una ráfaga intensa, similar al ataque de la UNAN. Diez minutos más tarde se escuchó otra ráfaga de balazos de menor intensidad. En ese momento Rayneia fue alcanzada por varios disparos letales que impactaron e órganos vitales, provenientes de arma de fuego. Una de las balas le impactó en el tórax, la alcanzó tras perforar la puerta del vehículo que ella conducía.

En ese momento, el doctor Ernesto Medina, en ese entonces rector de la Universidad Americana (UAM), donde estudiaba Rayneia, fue notificado por varios estudiantes que esa noche hacían guardia en el Hospital Militar y a quienes les tocó recibirla agonizando.

Horas más tarde, denunció que la joven fue víctima de los disparos de «un grupo de paramilitares». El gobierno salió al paso y declaró que fue un vigilante de seguridad privada, pero en su reporte no explicó cómo un guardia de su tipo portaba un fusil de asalto automático en versión carabina.

Paraestatal la mató con arma de alto calibre

Posterior a eso, Pierson Adán Gutiérrez Solís, un paraestatal armado, fue procesado y condenado a 15 años por el crimen de Rayneia; sin embargo un año después, tres magistrados de la Sala Penal 1 del Tribunal de Apelaciones de Managua ordenaron su liberación definitiva, apoyados por una Ley de Amnistía que beneficiaba a grupos armados que asesinaron a mas de 300 personas.

Los magistrados ordenaron la libertad de Gutiérrez y el cierre de todo proceso penal en su contra.

Gutiérrez admitió haberle disparado varias veces a la joven, quien conducía rumbo a su casa después de un turno en el hospital. Los disparos fueron efectuados por civiles pro gubernamentales que habían tomado la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, cerca de donde Lima transitaba.

Rayneia Gabrielle da Costa Lima llegó de Brasil a Nicaragua en el año 2013 para estudiar Medicina en la Universidad Americana (UAM). En palabras de su mamá, María José Da Costa, Raynéia desde pequeña fue amorosa, estudiosa y de gran sensibilidad por los necesitados y desamparados.

VER MÁS: Juez designado para el juicio contra sacerdote de Boaco es un reconocido militante sandinista

“Como hija siempre recibió el apoyo de su mamá, aún dentro de las limitaciones económicas, para que pudiera cumplir su sueño de ser doctora. También le gustaba viajar, conocer otras culturas, y se enamoró de Nicaragua, de su naturaleza”, describe AMA en su página oficial tras recordar a la joven en el cuarto año de su asesinato.

La madre de la víctima, María José, se solidarizó con las madres que han perdido a sus hijos porque, al igual que ella, siente que ha perdido gran parte de su vida por el asesinato de su hija. En tanto, ella espera que las investigaciones se hagan y que los culpables sean juzgados y condenados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.