La Policía Profesional de Migración rescató este jueves, en horas de la noche, a dos personas víctimas de trata de personas en dos allanamientos que realizó en las provincias de Puntarenas y Heredia en Costa Rica.

Los allanamientos fueron realizados bajo la dirección funcional de la Fiscalía adjunta contra la Trata de Personas y Tráfico Ilícito de Migrantes del Ministerio Público de ese país.

Enrique Arguedas, Director de la Policía Profesional de Migración, dijo que después de que tomaron conocimiento de la denuncia de una posible privación de libertad y explotación laboral, se realizaron coordinaciones inmediatas con la Fiscalía de Heredia y el Poder Judicial.

“Afortunadamente la operación se realizó de manera normal y exitosa y iniciamos las investigaciones por parte del Ministerio Público a las personas detenidas”, dijo Arguedas.

LEA ADEMÁS: Dictan dos meses de prisión a dueño de tiendas SYR donde practicaban tortura

En el operativo, las autoridades de la Policía de Migración también lograron detener a tres personas relacionadas con el delito de trata de personas con fines de explotación laboral; un masculino costarricense de apellidos Madrigal Cartín y dos mujeres de apellidos Perera Hernández y Mairena Dormuz, costarricense y nicaragüense respectivamente.

La investigación de los hechos fue iniciada por la Policía de Migración a partir de la denuncia, realizada el pasado 21 de noviembre, logrando comprobar que las personas detenidas mantenían privadas de libertad a las víctimas, siendo éstas captadas a través un procesos de reclutamiento para un puesto de trabajo en períodos diferentes del año.

Las autoridades migratorias refirieron que, en la entrevista laboral, los imputados Madrigal Cartín y Perera Hernández les habrían explicado que la vacante era como empleada doméstica y que iban a devengar un salario de 200 mil colones mensualmente; sin embargo, una vez en el lugar de trabajo, las condiciones cambiaron, ya que no podían salir del lugar o mantener comunicación con personas externas.

A las dos víctimas, además de realizar todo tipo de labores desde construcción, cuido de animales y labores domésticas por jornadas extensas, durante los siete días de la semana, no se les permitía poder salir del lugar.

“Las víctimas, ambas extranjeras y sin permiso de trabajo en el país, permanecían en esas condiciones laborales por su condición económica y bajo el temor por su situación migratoria en el país. Ambas mujeres están siendo abordadas por las autoridades correspondientes”, indica la nota de la Policia de Migración de Costa Rica.

VEA TAMBIÉN: Mujeres torturada en tiendas SYR de Costa Rica están embarazadas y son nicaragüenses

Agregan que para el despliegue policial se contó con la colaboración de distintos cuerpos policiales del Ministerio de Seguridad Pública, Policía Control de Drogas y la Unidad Especial de Apoyo, así como investigadores del Organismo de Investigación Judicial.

“Los ahora imputados serán presentados en los Tribunales de Justicia de Heredia y enfrentarán cargos por el delito de trata de personas. Esta actividad está normada en el artículo 172 de la Ley N°4573, Código Penal de Costa Rica, en la cual tiene una pena de prisión de ocho a dieciséis años con los agravantes relacionados”, refieren en su nota de prensa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.