Con motivo de los 200 años de independencia de Centroamérica, Costa Rica rindió tributo a 180 mujeres que jugaron un papel fundamental a lo largo de estos dos siglos de historia y entre ellas figura la beata nicaragüense Sor María Romero a quien la llaman “la mujer de la solidaridad”.

Sus aportes quedaron impregnados en el libro “Mujeres del Bicentenario:1821 -2021″, un libro que relee la historia de Costa Rica a través del aporte de más de estas mujeres y 20 organizaciones, cuyas semblanzas logran visibilizar la decisiva presencia femenina en la construcción de esta patria.

La noticia fue recibida con mucha alegría por parte de las religiosas de la Casa de María Auxiliadora donde descansan los restos de la beata nicaragüense y donde Sor María realizó sus obras para más de los necesitados.

“Con gusto les participamos una linda noticia. Hemos recibido de la Casa Presidencial de Costa Rica un libro con el título Mujeres del Bicentenario, con motivo de los 200 años de independencia de Costa Rica. Entre estas mujeres destaca nuestra hermana, sor María Romero Meneses, como mujer de la solidaridad”, dijeron las hermanas salesianas.

Sor Sandra Yela, hermana Provincial de esta congregación religiosa recibió este libro de parte de la casa presidencial de Costa Rica.

 

Mujeres del Bicentenario se gestó bajo el liderazgo de la ex Primera vicepresidenta de Costa Rica Epsy Campbell y se le dio forma a la idea con la participación de muchas personas y organizaciones

“Este era, y es, un libro necesario dentro las celebraciones del Bicentenario porque resulta indispensable rendir tributo a esas mujeres maravillosas que han contribuido de muchas maneras a edificar lo que hoy es este país tan especial, que ciertamente tiene retos pero también logros enormes de los cuales podemos sentir legítimo orgullo”, afirmó en ese momento la ahora ex vicepresidenta Campbell Barr.

Parte de la historia de Sor María Romero

María Romero Meneses nace en Granada (Nicaragua) el 13 de enero de 1902, en una familia muy acomodada, pero de gran sensibilidad hacia las necesidades de los más pobres, a quienes socorre regularmente con generosidad.

En 1977, estando en Costa Rica, había expresado a su superiora que se sentía cansada, por lo que planea con sus hermanas reunirse en Nicaragua como parte de unas vacaciones. El 2 de julio, Sor María parte hacia su país natal. Su hermana Pastora alquila una casa en el balneario de Las Peñitas, en León. El 7 de julio, estando en la casa de veraneo a orilla de la playa, falleció de un infarto al corazón.

Obras sociales en Costa Rica

En 1931, la congregación la envió a San José, Costa Rica, donde durante 46 años se dedicó a servir a los necesitados, por lo que, después de su fallecimiento, la Asamblea Legislativa de Costa Rica la declaró “Ciudadana Honoraria de Costa Rica”. El Padre Luis Pacheco, en su libro “Biografía de la Beata SOR MARÍA ROMERO”, comenta: “Costa Rica fue para Sor María su segunda patria, pero siempre se consideró nicaragüense y nunca renunció a su ciudadanía”.

Entre sus obras sociales y espirituales más importantes en Costa Rica está la creación de la Casa María Auxiliadora, un hogar que alberga a personas que necesitan consuelo y que incluye una clínica para personas pobres sin seguro social y una escuela para niños de la calle; Consultorio Médico María Auxiliadora, Laicos Comprometidos con su Fe, Oratorios, Entronización de los cuadros del Corazón de Jesús y María Auxiliadora Taller de Máquinas Industriales “Santa María Mazzarello”, Guardería Infantil “Ángeles Custodios”, Atención a Mujeres de la Tercera Edad, Asociación de Ayuda a Necesitados (ASAYNE), La novena de Navidad, Consultorio Jurídico San José, La Fiesta de los Santos Inocentes, Retiros Espirituales a Escuelas Públicas, Triduo de San Juan Bosco y Centro Sor María Romero (CESMAR).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí