Los hermanos Dicarson Rosalío y Celso Terencio Vallejos Meza, fueron condenados por el juez Julio Balladares, del Distrito Penal de Audiencias del departamento de León, a prisión perpetua por el delito de asesinato agravado y 7 años por robo agravado en perjuicio de la comerciante Aleyda Catalina Gómez Sandoval, de 55 años de edad, a quien mataron de 33 puñaladas.

El pasado 12 de enero, ambos hermanos se declararon culpables ante el judicial, de haber cometido el asesinato en contra de la comerciante leonesa para robarle doce mil córdobas que portaba la señora consigo. Así mismo, reconocieron haberle asestado al menos 33 puñaladas que acabaron con su vida.

El Ministerio Público, quien solicitó esa pena para ambos hermanos, indicó que el pasado 24 de noviembre, la víctima junto a su esposo abordaron un taxi cerca de la calle de la ciudad universitaria. El vehículo era conducido por Celso y de acompañante viajaba su hermano Dicarson, quien se hacía pasar como pasajero.

LEA ADEMÁS: Llegan a Chinandega los restos de Anggy Díaz, la nicaragüense asesinada por su esposo en EE.UU

Con cuchillo en mano, Dicarson amenazó con robarle sus pertenencias a la pareja. En ese momento, Armando empezó a forcejear con este y logró huir al lanzarse del taxi abriendo la puerta cuando aún iba en marcha, mientras que su pareja quedó en mano de los delincuentes.

Celso continuó conduciendo el liviano vehículo, mientras Dicarson se arrimó a la víctima, la sujetó del brazo y la acuchilló por 33 veces en distintas partes de su cuerpo hasta asesinarla, para luego robarle un teléfono celular valorado en 210 dólares y un bolso canguro que contenía la cantidad 12 mil córdobas.

LEA TAMBIÉN: Tres mujeres nicaragüenses fueron asesinadas en las últimas 36 horas en el extranjero

“El cuerpo de la víctima fue encontrado el 28 de noviembre en la comarca Los Ángeles, de la Universidad de Ciencias Comerciales, UCC, 5 kilómetros al sur en León”, reza la acusación fiscal.

El pasado 12 de diciembre los hermanos Vallejos Meza terminaron entregándose voluntariamente a las autoridades de la Policía en el departamento de León, luego que fueran publicados y buscados por la institución encargada del sangriento caso, que ha enlutado a una familia leonesa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.